El oficial ayudante Manuel Cáceres llevó a cabo la práctica de la reanimación cardiopulmonar en una beba de apenas ocho días de nacida, cuando junto a sus dos compañeros de patrulla, se vieron llamados ante la emergencia por una mujer, en jurisdicción de Villa Cabello, en la capital de la provincia.
Junto a Cáceres, el chofer Horacio Silva y el subayudante Lucas Benítez, de la comisaría 19, el último jueves a la noche, iban a otro hecho en la ciudad cuando se les apareció una mujer, que en sus brazos, tenía a la beba ya sin respirar. Cáceres, tras la reanimación a la recién llegada al mundo, procedió junto a sus camaradas para que la beba inmediatamente fuera trasladada al hospital Favaloro, donde minutos después, fue dada de alta.
La nueva oportunidad para la recién llegada al mundo, tuvo lugar en inmediaciones de las avenidas Kolping y Blas Parera.
COMPARTÍ ESTA INFO CON TUS AMIGOS