Ya había sido arrestado a principios del año pasado por el mismo motivo. La imputación es por amenazas y coacciones con arma de fuego.

El futbolista Junior Benítez fue detenido este viernes por tres hechos de violencia de género y familiar. El ex Boca y Lanús, entre otros equipos, fue denunciado por familiares de su exparejaYa había estado arrestado a principios del año pasado por el mismo motivo.

Gabriel Vitale -juez de Lomas de Zamora- hizo lugar al pedido del fiscal José Luis Juárez, de la UFI N°12 de Lomas de Zamora, y se avanzó con la detención. La imputación es por hechos de amenazas y coacciones con arma de fuego.

Oscar Junior Benítez, futbolista que jugó en Boca Juniors entre 2017 y 2018, fue detenido en las últimas horas por hechos de violencia de género que datan, incluso, desde 2021.

Junior Benítez nació en Adrogué el 14 de enero de 1993. El futbolista se declaró fanático de Boca antes de llegar al club, aunque el primer gol de su carrera se lo hizo justamente al club de sus amores.

Además del fútbol, el hombre de 30 años tiene otras pasiones: la música, los perros, y sobre todo los tatuajes. El jugador tiene cubierto con tinta gran parte de su cuerpo, como muslos, pantorrillas, brazos y manos. Los dibujos que tiene en la piel son de calaveras, rosas, animales, cadenas y naipes.

Junior Benítez estuvo en Boca entre 2017 y 2018 y disputó 24 encuentros, en los que marcó tres goles.

Benítez debutó en Lanús en 2011 y se desempeñó allí hasta mediados de 2016, cuando fue comprado por el Benfica, uno de los grandes de Portugal.

Junior llegó a Lisboa en el mejor momento de su carrera, luego de un gran torneo en el Granate, que coronó con el campeonato en el Torneo Transición 2016 tras ganarle 4-0 a San Lorenzo en la final que se disputó en el Monumental. En esa ocasión, el nacido en Adrogué abrió el marcador.

Sin embargo, el campeón de la Copa Sudamericana 2013 con el equipo de la zona sur del conurbano bonaerense fue cedido de inmediato al Sporting Braga, donde apenas disputó 98 minutos oficiales repartidos en cuatro partidos.

Tras el decepcionante paso por Portugal, Daniel Angelici, presidente de Boca en aquel entonces, trajo al extremo de vuelta a la Argentina a principios de 2017 a través de un préstamo por 18 meses.

Benítez tampoco mejoró sus números en el Xeneize, a pesar de ser dirigido por Guillermo Barros Schelotto, con el que había coincidido en Lanús, y rápidamente fue relegado. En el club de la Ribera disputó 24 partidos, anotó tres goles y levantó el trofeo de la Superliga 2017/18.

Luego, el surgido en las inferiores granates siguió su carrera en Argentinos Juniors, Atlético San Luis de México y Delfín de Ecuador.

Allí tampoco pude mostrar su mejor nivel y en febrero de 2021 Atlético Tucumán se interesó en sus servicios. Terminó su contrato el 31 de diciembre de 2021. Este año se había sumado al Club Atlético Palmaflor de Bolivia.