Emanuel Mammana se fue de vacaciones y ya tiene nuevo club en la Argentina

0
42

El defensor se despidió del Millonario y se hará la revisación médica para firmar con su flamante equipo.

Emanuel Mammana se fue de River: en los próximos días se hará la revisión médica y, si sale todo bien, firmará contrato con Vélez. El conjunto de Liniers necesitaba imperiosamente un defensor central luego de la salida de su capitán, Lautaro Giannetti.

El futbolista surgido de las inferiores del Millonario no estaba en la consideración de Martín Demichelis: si bien pasó mucho tiempo lesionado, en los últimos meses se recuperó, pero el entrenador no lo eligió.

Mammana, que compartió sus vacaciones con su ya excompañero Santiago Simón, se pondrá la camiseta con la V azulada. Es cierto que en Racing querían contar con el exdefensor del Zenit, quien finalmente se inclinó por el Fortín.

La prioridad del central derecho es jugar todos los minutos que pueda: tiene apenas 27 años y siempre demostró su jerarquía, pero muchas lesiones lo azotaron durante los últimos años. Por ese motivo, nunca pudo brillar sostenidamente en el tiempo y Vélez será su nuevo hogar, en el que intentará demostrar el buen nivel que asomó en River durante algunos partidos.

Emanuel Mammana: de River a Vélez. (Foto: Reuters)

El relato de Emmanuel Mammana del momento más difícil de su vida

“He pasado momentos muy duros, pero gracias a Dios tuve la fuerza para salir adelante y de formar una familia. Mis dos hijos son los que me dan la fuerza para seguir peleando, gracias a Dios, hoy puedo seguir adelante y así va a ser”, reflexionó en una oportunidad.

Mammana aprendió de los golpes de la vida: “Cuando muchos me dicen que tuve lesiones duras, la verdad es que yo que he pasado otras cosas y siempre digo que eso no es duro, son momentos feos tener que esperar seis meses para volver a jugar, pero son cosas que se recuperan, pero cosas duras son otras, tuve la mala suerte de perder a mis padres, eso es duro”.

Y agregó: “Creo que a todos los que le tocó perder a los padres saben lo duro que es. A mí me tocó cuando empezaba a crecer (NDR: su mamá, Leonor, murió cuando él tenía tres años, y su papá, Carlos, cuando él tenía 15), fueron golpes muy duros y estuve a punto de hacer una locura, pero gracias a una persona que me agarró y me sacó, que creo que era un ángel que me agarró”.

En ese sentido, Mammana contó: “Yo estaba por irme a entrenar y después de haber pasado dos o tres meses que no quería saber más nada, fui a tomar el tren, estaba solo y veía que el tren venía, que no tenía más ganas de nada cuando estaba por tirarme, una persona me agarró del cuello de la remera y me tiró contra la pared. Esa persona que no sé quién es me cagó a pedos y hoy en día le agradezco de corazón porque hoy tengo a mi familia, a mis hijos, y sé que mis papás no hubiesen querido eso”.

TN