“Nunca más te dejo ir… Hasta el próximo vuelo…”, bromeó Grillo en su cuenta de Twitter junto a una foto en la que se lo ve abrazando su bolso de palos. La misma red social había empleado el argentino para quejarse por la pérdida de sus elementos de juego, los cuales reclamó a las aerolíneas por las cuales voló.

Grillo contó que tuvo una demora de más de 20 horas para completar el vuelo que salió de Nueva York y que a partir del mal clima tuvo escalas en Miami y Sao Paulo antes de llegar a Río. El chaqueño voló por American Airlines y LATAM, a quienes, también mediante Twitter, reclamó intervinieran para encontrar sus palos. La aerolínea estadounidense le respondió que había puesto un equipo a trabajar.

Mientras tanto, Grillo advirtió que recuperar sus palos era vital para poder participar de los Juegos Olímpicos. Y, a la vez, aprovechó para descargarse con ironías en la red social.

“Si fuesen pokepalos estarían todos buscando ¿no?”, escribió el golfista de 23 años. También publicó una encuesta para que sus seguidores votaran por el lugar en el mundo en el que suponían que estaba el equipaje. La opción más votada del sondeo, que recibió más de 12.000 votos, fue Ushuaia, por delante de Hong Kong, Río y Nueva York.

En Río, donde el golf volverá a ser olímpico tras 112 años, Grillo es uno de los dos argentinos que jugará. El otro será el también chaqueño Fabián Gómez.