La actitud no tropezó

0
58

Si hay algo que jamás va a negociar el eterno seleccionado de básquet es su entrega, corazón y determinación para luchar, incluso cuando las circunstancias son adversas. Lituania es elsubcampeón europeo y uno de los firmes candidatos a medallas. Y pese a la desventaja, sobre todo física, Argentina se las ingenió para plantearle una gran pelea palo a palo. No alcanzó, porque los europeos secaron el nivel y dinámica ofensiva que traía nuestro equipo (38% de cancha, 27% en triples y sin corridas) y se impuso por 81-73. Primera derrota en tres presentaciones, y mañana se vendrá una verdadera final ante el Brasil del Rubén Magnano pensando en el pase a cuartos.

DEJÁ TU COMENTARIO

¡Por favor, ingresá tu comentario!
Por favor, ingresá tu nombre aquí