La argentina, conocida como la Peque Pareto, es una de las esperanzas de la delegación argentina para subir al podio. En los Juegos de Pekín 2008, Pareto había alcanzado la medalla de bronce.

Con la victoria sobre la rusa, la argentina se metió entre los ocho mejores de judo y esta tarde se define si obtiene la ansiada presea dorada