Un River desconocido sufrió una histórica goleada contra Independiente de Rivadavia

0
39

En un fin de semana de fechas FIFA, River aprovechó para dar rodaje a los jugadores que tuvieron menos tiempo en cancha durante los encuentros oficiales. Sin embargo, el amistoso con Independiente de Rivadavia terminó siendo una histórica goleada que dejó más dudas que certezas para el equipo de Demichelis.

Este viernes, River Plate jugó un partido amistoso organizado con el club Independiente de Rivadavia en lo que se llamó “Desafío de Campeones“, en el estadio Malvinas Argentinas de la provincia de Mendoza. Fue en el marco de los amistosos por las fechas correspondientes a la FIFA y los respectivos seleccionados de fútbol de todo el mundo.

Allí, el conjunto de Martín Demichelis presentó una formación totalmente alternativa que también tuvo algunas ausencias a raíz de las convocatorias de Franco Armani (Argentina), Claudio Echeverri (Sub 23), Paulo Díaz (Chile), Nicolás Fonseca (Uruguay) y Pablo Solari (Sub 23).

Todo parecía indicar que más allá de contar con un mix de suplentes y titulares (Facundo Colidio jugó desde el arranque), la jerarquía y tenencia de pelota que distinguen al equipo millonario harían la diferencia. Sin embargo, un lúcido Independiente de Rivadavia supo aprovechar los momentos del partido para cerrar una goleada por 4 a 0.

Los dos primeros goles llegaron en el primer tiempo, y tras un arranque del complemento sin demasiadas luces, Demichelis realizó 6 cambios en simultáneo. Ingresaron una mayoría de titulares: Esequiel Barco, Rodrigo Aliendro, Rodrigo Villagra, el juveniel Ian Subiabre e Ignacio Fernández.

Lejos de dar su versión usual, el equipo se mostró acelerado y sufrió los espacios que dejó atrás para buscar la igualdad. Allí es donde Independiente de Rivadavia supo hacer su juego, con goles muy interesantes desde su gestación hasta su definición.

¿La joya? El tiro libre de Diego Tonetto para sellar la goleada con el 3 a 0. Los demás goles los marcaron Fabrizio Sartori, Juan Manuel Vázquez, mientras que el cuarto llegó por el empuje de Federico Moreno con un River totalmente entregado.

De esta manera, Martín Demichelis volverá a los entrenamientos con muy pocas conclusiones de un partido que no dejó ver lo mejor de su plantel y con algunos jugadores que volvieron a desperdiciar su oportunidad de competir por un puesto.