Aumenta el precio de los combustibles en todo el país

0
112

Desde este viernes la nafta y el diesel sufrirán un nuevo incremento, que podría superar el 7% en Misiones. Desde finales de 2023 hasta la actualidad, las subas rondarían un 110%.

El mes de marzo arranca con un nuevo aumento en los precios de los combustibles. Ante esto, por la noche de este jueves se observaron filas de autos en las estaciones de servicio en Posadas, con la idea llenar el tanque antes que impacte la nueva suba en las carteleras.

Se trata de la segunda suba parcial de los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) que el Gobierno de Javier Milei decidió descongelar en febrero.

La suba rondará el 4% y 5%, pero se espera que las terminales también apliquen un aumento. Por lo cual, el incremento total podría estar por encima del 7%. Además, se esperan otras dos actualizaciones de los impuestos para abril y mayo. Pero, hasta el momento se desconoce cuál será el porcentaje del incremento que aplicarán las petrolera en los valores de los surtidores.

Hasta este jueves 29 de febrero, YPF tenía la nafta súper a $885, la Infinia a $1063 y el diésel Infinia a $1139. Mientras que en los surtidores de Axion la nafta súper se conseguía a $829, la de mayor octanaje a $997, el diésel a $899 y el diésel de mayor octanaje a $1067. En tanto, en Shell la súper tenía un valor de $912, la nafta V-Power a $1090 y el diésel V-Power a $1168.

Duro impacto en el bolsillo

Al respecto, el empresario Nicolás Brea habló con Canal 12 sobre el nuevo incremento que verá impactado en los surtidores desde este viernes.

Describió que “se dará un ajuste en un impuesto y esto se traslada directamente al consumidor. El aumento, según la normativa, va a rondar el 4 y 5%, pero las terminales aumentarían otro 2%. Por lo tanto, en Buenos Aires va a rondar el 7%, pero hay que ver como quedará en Misiones porque se suma el flete y otros ítems, lo que genera una asimetría con la Capital Federal”.

Brea señaló que “con este nuevo incremento estaríamos hablando del 110% desde fines del 2023. Es un número exponencial para el bolsillo del consumidor”.

A la vez, enfatizó que “es una política económica compleja. Es muy complicado llevar este aumento al bolsillo. Además, este incremento genera aún más recesión”.

Agregó que “estas subas generan incremento en otros rubros. Sobre todo cuando aumenta el diésel, esto se traslada a otras variables“.

Con información de C12