Continúa el éxodo en Juntos por el Cambio 

0
43

El éxodo de cambiemitas al libertarismo es cada vez más fuerte. El afán por posicionarse o cerrar algún carguito generan desacuerdos irreconciliables en sus filas. De cara a las elecciones intermedias del año que viene, los radicales, el PRO y los puertistas están cada vez más lejos de un proyecto común.

*Por Emilia Guevara

En el PRO las rupturas son menos dolorosas, la gran mayoría de sus dirigentes dieron el portazo luego de las PASO 2023, los siguientes corrieron a las filas del león libertario luego de las elecciones generales. El pase más evidente fue con el ex diputado provincial Jorge Ratier Berrondo que se unió a Fuerza Liberal.

En el partido de Puerta las cosas están más caldeadas. Luego del escandalo que sacudió a German Kiczka con su familia imputada por presuntos delitos de distribución de pornografía infantil, muchos de sus dirigentes buscan la puerta de salida. Es así que, Florencia Klipauka Lewtak, la diputada nacional, decidió romper con el bloque que dirige Miguel Ángel Pichetto para unirse al bloque oficialista de La Libertad Avanza en la cámara baja. Pichetto fue padrino político de Pedro Ramón Puerta, y Florencia habría acordado por atrás con Martín Menem en la búsqueda de un refugio luego de que su jefe de Activar le diera la espalda por votar en contra de la Ley de Bases.

En el radicalismo arde troya. Fuertes son las críticas al diputado nacional Martín Arjol. Por un lado, Ricardo “Cacho” Barrios Arrechea firmó un documento apoyando el pleno rechazo al DNU que encabezó el Senador Martín Lousteau. En esa misma línea, Anita Minder, ex diputada provincial e histórica dirigente, se encuentra muy activa en X (ex twitter) con fuertes declaraciones a los dirigentes radicales que acompañan las decisiones del gobierno nacional. La militancia radical cree que están desconectados. Arjol no comulga con el partido en Misiones, no consulta y toma decisiones que le exige su principal financista (el gobernador correntino, Gustavo Valdés) y los radicales misioneros están cada vez más cerca del éxodo del partido. Mientras los dirigentes arreglan sus cargos para arriba, ellos buscan discutir un proyecto porque “hoy no representan a nadie”, dicen desde las filas internas.

El 2025 parece lejano, pero está a la vuelta de la esquina y ya es momento de empezar a discutir lugares en las listas legislativas. La pregunta es si están dispuestos a encarnar una propuesta que tenga como principal dirigente a Javier Milei. El presidente de la Nación desconoce profundamente a los puertistas, absorbió al PRO y lo limitó a no tener identidad y a los radicales los detesta. ¿Quiénes van a encabezar la oposición? Ya se quedaron sin ideas, sin proyecto y pronto se van a quedar sin dirigentes por el éxodo masivo a otros espacios políticos.

*Periodista (USAL)

Maestrando en Gobierno (UBA).