Derechos reconocidos: Comunidades Mbya recibieron títulos de sus tierras

0
74

En Sala de Situación de Vicegobernación, representantes de comunidades Mbya fueron recibidos por el vicegobernador, Carlos Arce, quien junto a ministros de Ecología Víctor Kreimer y DDHH, Karina Aguirre, la subsecretaria de Tierras y Colonización Sonia Mello y la directora general de Asuntos Guaraníes, Norma Silvero destacó el merecido título de sus tierras que se les entregó en un histórico momento.

Antes, en Mado Delicia, más comunidades habían recibido también su título como resultado de un fuerte trabajo y compromiso del Gobierno Provincial en un paso más por reconocer los derechos de los pueblos originarios de nuestra provincia.

Las comunidades Mbya de Aguay Poty, Ysyry, Aguarai Mini, Yby Pyta, Ka’aguy Poty y Kapi’i Poty lograron la regularización de sus tierras.

La primera entrega se hizo en la localidad de Mado Delicia y contó con la presencia del Vicegobernador, Carlos Arce; la Subsecretaria de Tierras y Colonización, Sonia Mello; la directora general de Asuntos Guaraníes, Norma Silvero; la diputada Provincial, Adriana Bezus y autoridades de la comuna.

La segunda se realizó en la Sala de Situación de la Vicegobernación para las comunidades de Cuña Pirú, sumándose a la entrega el ministro de Ecología, Víctor Kreimer y la ministra de DDHH, Karina Aguirre.

Un poco de historia

Para las comunidades mby’a guaraní que habitan en el Valle del Cuña Piru, luego de más de dos décadas de gestión, se firmó la escritura de transferencia de 6.000 hectáreas a comunidades guaraníes en Misiones. Estos terrenos se encuentran en la Reserva del Valle de Cuña Pirú, en el centro de la provincia.

Un pequeño trozo de selva paranaense, de unas 6.300 hectáreas, es una biosfera a pesar de estar cerca de una ciudad como Aristóbulo del Valle y sufrir la tala ilegal y el robo de madera. El acto de transferencia del título de propiedad es posible por un trabajo conjunto y el reconocimiento de posesión y propiedad comunitaria de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) quien firma la escritura que transfiere la tierra.

Por otra parte, para las de Mado Delicia recordamos que a través del exhorto remitido por el Sr. Defensor del Pueblo de Nación Argentina, puso el conflicto en conocimiento del Subsecretario de Tierras. El hecho que da origen a la intervención del Defensor del Pueblo es la denuncia realizada por la comunidad Aguaí Poty por la firma de un “Acta de compromiso”, donde participaron y suscribieron los representantes de la empresa ARANDU, del Ministerio de Derechos Humanos, del Instituto de Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS), del Municipio de Colonia Delicia y la Subsecretaria de Tierras y Colonización del ministerio de Ecología por aquel entonces, hoy dependiente del ministerio de Gobierno.
En noviembre de 2016, la sra. ministro de derechos humanos de la provincia convocó y organizó la primera reunión, en la que participaron Sonia Mello, subsecretaria de tierras, y los equipos de trabajo de ambas instituciones. Las 523 hectáreas debían ser reconocidas lo antes posible; eso se planteó en la reunión que se llevó a cabo en la comunidad indígena de Agua Poty, con base en el relevamiento del INAI de su territorio, como de su propiedad.

Ante esto, se decidió salir a conversar con ellos y expresarles su preocupación por la situación de conflicto y las órdenes dadas en su momento por el Gobernador Provincial, Hugo Passalacqua, para buscar una pronta solución a la situación.

Las primeras soluciones para los vecinos de Colonia Delicia llegaron en 2018, resultando en la entrega de los primeros títulos de propiedad a través de la Subsecretaría de Tierras, quien firmó un convenio con el Colegio Notarial de la Provincia de Misiones donde se aplicaron tarifas sociales, abriendo la posibilidad para todos residentes poder obtener su título de propiedad.

En cambio, los hermanos Mbya se pudo comprar sus propiedades en diciembre de 2018 gracias a la cooperación del Obispado de Puerto Iguazú y el Estado Provincial, que brindó los fondos necesarios para la compra del terreno. Así también un poder especial para la escrituración a favor de las comunidades de Ysyry y Aguai Poty.

Resultados similares obtuvieron para la comunidad aborigen Aguarai Mini a través de la Municipalidad de Colonia Delicia, la cual es propietaria de los lotes que actualmente ocupan se transfiero dichos lotes a la comunidad aborigen, por una ordenanza.