Policías asisten a las familias afectadas por las intensas lluvias en Misiones

0
119

Debido a las fuertes lluvias y ráfagas de viento que afectan a la provincia, especialmente en Posadas y Garupá, la fuerza de seguridad intervino para ayudar a las familias más afectadas por las inundaciones.

Estas familias fueron resguardadas en una dependencia policial. Además, se constataron caídas de árboles y postes de luz, inundaciones y voladuras de techos. Hasta el momento, no se han registrado personas lesionadas y se continúa trabajando junto con ambas municipalidades.

Una de las localidades más afectadas fue Posadas, donde se brindó atención a los vecinos del Barrio Oleritos. Allí, varias viviendas resultaron afectadas debido a las inclemencias climáticas, de las cuales se resguardó a unas 20 personas, junto con sus respectivos grupos familiares, en las instalaciones de la División Motorizada Zona Sol de Misiones, donde recibieron prendas de vestir y mercaderías.

Asimismo, en los Barrios San Onofre II y La Esperanza, los efectivos asistieron a varios hogares afectados por las lluvias. Algunas de estas casas quedaron inundadas por la crecida del arroyo que fluye al costado de sus domicilios, lo que causó daños materiales en sus viviendas, pérdidas de muebles y electrodomésticos.

Por otra parte, una comisión policial arribó a una escuela del barrio Néstor Kirchner, la cual, según los directivos, se estaba desmoronando debido a una pérdida de agua en las instalaciones del tanque de agua, el cual será arreglado con la ayuda de los delegados municipales. Mientras tanto, en el microcentro, se constataron cables caídos, los cuales fueron reparados por el personal idóneo de la energía eléctrica.

Por último, en Garupá, una mujer que vive en el barrio Nuevo fue afectada por la inundación del agua, ya que por su casa cruza un desagüe obstruido. Por esta razón, la mujer y sus cuatro hijos fueron trasladados hacia la vivienda de su hermano, tendiendo en cuenta que la misma se encuentra en mejores condiciones.

Cabe mencionar que las autoridades todavía continúan trabajando para brindar asistencia a todos las familias afectadas por las lluvias torrenciales y que se hallan disponibles las líneas de emergencias 911 y 101, para cualquier solicitud por parte de la ciudad. Afortunadamente, hasta el momento nos se reportaron personas lesionadas, pero la Policía sigue trabajando a través de las 15 Unidades Regionales para brindar una mayor respuesta ante las necesidades urgentes de las comunidad.