Entre enero y noviembre de 2022, el comercio bilateral alcanzó los u$s26.419 millones, un 20,7% por encima del valor logrado en el mismo período de 2021, impulsado principalmente por el aumento del costo de la energía importada por Argentina desde Brasil.

La CAC estimó que finalizará con el valor más elevado de los últimos 10 años.

En los primeros once meses de 2022, el comercio bilateral entre Argentina y Brasil ya superó el total registrado durante 2021 y se estima que finalizará con el valor más elevado de los últimos diez años (superior a los 28.223 millones de dólares de 2014), indicó este lunes un análisis de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

Entre enero y noviembre del año pasado, el comercio bilateral alcanzó los 26.419 millones de dólares, un 20,7% por encima del valor logrado en el mismo período de 2021, impulsado principalmente por el aumento del costo de la energía importada por Argentina desde Brasil.

A su vez, la participación de Brasil en el total de comercio argentino alcanzó, en estos once meses de 2022, el 16,7% frente al 17,1% del mismo período de 2021.

En 2021, el intercambio había crecido 45,6% respecto al año 2020 (lo que se entiende por la reapertura luego de las fuertes medidas de restricción aplicadas durante la pandemia para contener el avance del Covid).

De esta forma, logró ser el mayor nivel de comercio bilateral de los últimos tres años (la cifra promedio de ese período fue de 20.409 millones de dólares). En 2021 la cifra había alcanzado los 24.159 millones de dólares (ampliamente superior al nivel de 2020 en 7560 millones de dólares), un 18% superior al valor de 2019. No obstante, este registro se ubicó un 38,8% por debajo del máximo nivel alcanzado en 2011, con 39.498 millones de dólares.

Durante el año 2022 (once meses), las exportaciones argentinas hacia Brasil fueron de 11.536 millones de dólares, lo que se tradujo en un incremento del 7,9% respecto a 2021. Los principales productos exportados fueron vehículos para transporte de mercancías con carga máxima menor o igual a 5 t, que representó el 19,3%, trigo y morcajo, con el 10,7%, y vehículos para transporte de personas de cilindrada mayor a 1000 cm3 y menor o igual a 1500 cm3 (7,6% del total).

Por su parte, las importaciones argentinas desde Brasil fueron de 14.882 millones de dólares en 2022, un 33,0% inferior al valor registrado el año anterior (once meses). Entre los principales productos importados se destacaron los vehículos para transporte de personas de cilindrada mayor a 1500 cm3 y menor o igual a 3000 cm3 (4,5% del total), vehículos para transporte de personas de cilindrada mayor a 1000 cm3 y menor o igual a 1500 cm3 (3,8% del total) y aglomerados de hierro por proceso de “pelletización” con el 3,7% del total.

La balanza comercial con Brasil resultó deficitaria para Argentina en 3.346 millones de dólares durante 2022, lo que implicó un aumento del 568,5% en términos interanuales, considerando los datos a once meses. Los últimos años con superávit comercial en el intercambio entre ambos países son 2019 y, el anterior, 2002. El máximo déficit bilateral desde el año 1993, fue alcanzando en 2017, cuando ascendió a 8.563 millones de dólares. Este registro se explica por el fuerte aumento de importaciones y el débil avance de exportaciones durante ese año.

Es importante destacar que Brasil es el principal socio comercial de Argentina, relación que históricamente mostró saldos deficitarios debido a que las importaciones desde aquel país suelen ser estratégicas para nuestro tejido productivo.

Año deficitario

Cifras difundidas este lunes por el Gobierno del vecino país y reseñadas por la consultora Abeceb informan que el intercambio comercial con Brasil volvió a ser superavitario en diciembre para la Argentina con leve saldo favorable de US$ 4 millones, por lo que extendió la tendencia registrada en noviembre, luego de 11 meses consecutivos de déficit.

No obstante, el acumulado entre enero y diciembre cerró con un déficit comercial para la Argentina de US$ 2.250 millones, una tendencia habitual desde 2004 y solo interrumpida en 2019 y 2021.

El superávit de diciembre fue consecuencia de la contracción del intercambio comercial, tanto por una caída de las importaciones, que disminuyeron un 20,5% interanual para alcanzar los US$ 981 millones, mientras que las exportaciones argentinas fueron por un monto total de US$ 978 millones, monto que significó una caída del 14,1% respecto a igual mes de 2021.

El rojo registrado en la medición de todo 2022 fue consecuencia de importaciones que crecieron muy por encima de las exportaciones: mientras que las compras sumaron US$ 15.358 millones y crecieron un 29,3% interanual., las ventas al vecino país llegaron a US$ 13.104 millones, con una suba de 9,7% interanual.

Fuente: Ámbito