Artículo de opinión: Cuando el amor vence al odio

0
56

No quisimos apresurarnos con la nota, hasta esperar que se cumpla una semana completa de clases en toda la provincia. Como lo adelantó El Misionero, el FTEL (Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha) levantó intempestivamente todos los paros programados para esta semana. Sorpresivamente un mes antes del inicio de las vacaciones de invierno, se levantaron todas las medidas de fuerza. No obstante el daño causado a la educación pública es  inmensurable.

Las instituciones públicas que se han adherido masivamente a los paros por tiempo indeterminado, es decir, donde el FTEL logró inyectar todo su veneno,  sufren una caída de la matricula que a esta altura del ciclo lectivo, es irreversible.

La desnaturalización del conflicto docente

Las luces del show se apagaron, la obra teatral de la revolución de mayo bajó su telón, el circo televisivo terminó, los medios nacionales apagaron sus cámaras. Los líderes gremiales volvieron a sus oficinas con aire acondicionado a esperar sus vacaciones que ya están reservadas. Privaron a nuestros niños y jóvenes del derecho a educarse, violentaron las ilusiones de los que menos tienen, tomaron de rehenes a los que no podían defenderse. Dicen defender a la educación pública, pero en las escuelas donde logran imponer sus dos colmillos, se derrumban como castillo de naipes. Todos los años se pierden alumnos ¡Por favor no la defiendan más!

El odio y el espanto siempre van de la mano

Todo el odio que expresan en sus manifestaciones, en sus asambleas, en sus discursos ¿estoy exagerando? Miren los comentarios que escriben en las redes sociales (Facebook, Whatsapp, Instagram, etc) acusaciones falsas, sin asidero, infundadas. En las escuelas medias persiguen a los delegados de otras asociaciones gremiales, particularmente a los de UDPM, ensucian su nombre, lesionan su honor con injurias y calumnias de todo tipo. Especial atención merece el titular de UDPM por el cual demuestran un  odio visceral ¿las causas? Todas las que se imagine: no vive en el centro, no es blanco, no pertenece a una familia de prestigio, no es violento, no rompe el dialogo, defiende el estado de derecho, respeta la voluntad popular. Causas más que suficientes para detestarlo. La misma suerte corre para los demás representantes gremiales que no desnaturalizan el conflicto docente. Para la presidenta del CGE, el ataque es parecido, no es licenciada, no es profesora, no es doctora, su único pecado es ser MAESTRA. También sabemos que leen nuestro humilde diario en consecuencia también nos odian.

La pregunta que todos nos hacemos es la siguiente ¿por qué sin son pocos hacen tanto ruido, son tan visibles?  En primer lugar hay que decir que el FTEL, está compuesto por elementos de la ultra derecha y de la extrema izquierda, todo extremo es vicioso y si es violento aún más, no los une el amor sino el odio, a todos los que piensan distintos. Por eso en la práctica no pueden construir nada (nada bueno) y se quedan en la construcción de una retorica vacía, hueca de ideas, mal ordenadas peor sostenidas, propias de un fermento ideológico lleno de contradicciones. Por otro lado es una verdad de Perogrullo que es mucho más fácil romper que reparar, destruir que edificar, ensuciar que limpiar, criticar antes que hacer. El FTEL no ha difundido ninguna medida para recuperar los días de clases perdidos o cómo hacer para que las escuelas recuperen su matrícula o que acciones implementar para que  las familias misioneras que se han alejado de la escuela pública vuelvan a  confiar en ella.

La próxima vez que escuchemos al FTEL es para anunciar un paro y por tiempo indeterminado  para comenzar con su medida de fuerza más repetitiva: el  famoso piquete camping.

Trataremos de responder  dos preguntas que están estrechamente relacionadas, la primera:   ¿Por qué decimos que fueron vencidos? No podemos ser ingenuos a esta altura del partido, la idea era clara, aislar al secretario general de UDPM, que rompa el dialogo, que se levante de la mesa de negociación, con único fin, una vez que esté solo, comerle los riñones, quedarse con el sello de la representación gremial, con el sello de UDPM. Pero se tuvieron que quedar con las ganas, tuvieron que reconocer a regañadientes que el acuerdo alcanzado entre el gobierno provincial y los gremios docentes a que ellos llaman (carneros) fue satisfactorio. La segunda pregunta está relacionada con la primera ¿Cuál era la intención de pedir el 100 por ciento de aumento?

La cuestión no es baladí sino de fondo. Se buscó que el gobierno provincial firme un aumento que no lo pueda cumplir y que a los 60 o 90 días entre en cesación de pagos y que todo vuele por los aires, para acusar al gobernador Passalacqua y al ministro Safrán de irresponsables por firmar un acuerdo que no pudieron cumplirlo. Pero tampoco pudieron, se quedaron sin la posibilidad de desplazar al titular de UDPM y tampoco pudieron derrocar al gobernador, en otras palabras se quedaron sin el pan y sin la torta.

Parece efectivamente razonable que vuelvan a aparecer después de las vacaciones de invierno, con más fuerza que nunca, pero todos los que amamos de verdad a la escuela pública la vamos a proteger como un valor inherente a la dignidad  humana  ¡A defender la escuela! PARA QUE SIGA SIENDO ¡PÚBLICA, GRATUITA Y DE CALIDAD!