El campo de la animación en Misiones se potencia con estrategias de capacitación

0
80

La industria de la animación a nivel mundial ha experimentado un crecimiento extraordinario en los últimos años, y las proyecciones de expertos coinciden en que seguirá así hasta 2030, por lo menos.

En la provincia, y entendiendo que es una apuesta al futuro, el Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones -IAAviM- viene impulsando desde hace algunos años la capacitación profesional para brindar herramientas a quienes se encuentran desarrollando proyectos de animación en distintas etapas.

En este contexto, el IAAviM firmó recientemente un convenio con la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica -ENERC-, en el cual se acordó una extensión para trabajar en el fortalecimiento de los proyectos de animación misioneros. De este modo, el 23 y 24 de noviembre se realizó en la Nave MiDi del Parque Industrial y de la Innovación Posadas, un primer taller con la coordinación presencial de Luciana Roude y Romina Savary, destacadas productoras de animación e instructoras en la carrera de Animación 3D de ENERC, que ofreció asesorías para el desarrollo de contenidos de animación a los nueve proyectos que participaron.

“Los proyectos que están en instancia de desarrollo necesitan un acompañamiento durante un tiempo bastante largo”, afirmó Savary. Además, señaló la importancia desde lo formativo de acompañar los procesos que por lo general suelen ser un poco largos para garantizar que puedan realizarse finalmente.

En el mismo sentido, Roude expresó: “estamos ante una disciplina que es maravillosa pero que es muy extensa, es compleja, requiere formación en un montón de roles; entonces esa especificidad para lograrla en equipos pequeños requiere conocimiento de un montón de áreas, así que el acompañamiento es fundamental”.

Durante las dos jornadas se trabajó de manera intensiva en formatos y géneros posibles, desglose de presupuesto; arte, concepts y pipeline de producción, con la participación virtual de los también instructores de la ENERC, Veronica Arcodacci y Agustín Alvarez. Otros aspectos que también se abordaron estuvieron relacionados con la producción ejecutiva y la participación en mercados y rondas de negocios para buscar cómo viabilizar las ideas y concretar los proyectos a través de alianzas estratégicas. Sobre este eje temático, Roude explicó que “la animación, en relación a otras narrativas audiovisuales, tiene una capacidad de circulación y de penetración en distintos territorios, en distintas franjas etarias, en distintos segmentos de las comunidades… De alguna manera y hace unos años, la coproducción es la figura de producción por excelencia en nuestra región sobre todo, y es algo que tratamos de compartir cada vez que podemos; a nosotras nos viene sucediendo de trabajar en coproducción con otros territorios, con otras productoras y me parece que es fundamental conocer los instrumentos de cooperación que hay para que los proyectos lleguen a puerto”.

El artista visual e ilustrador misionero Fernando Gross, quien participó junto a Antonella Quintana con el proyecto “Figo”, describió como enriquecedora la capacitación por el aporte y conocimientos que recibieron de cada uno de los instructores, así como por intercambio con otras personas de la provincia que se dedican a la animación. “Está bueno este espacio desde el IAAviM, desde el Estado, para que se conozcan los artistas locales, la comunidad de animación que hay, y que es factible de unificar a nivel nacional y a nivel también global…. Está genial que se potencie y que se genere también el incentivo, ya sea económico o a través de conocimientos o trayendo profesionales que puedan facilitar estos espacios”.

Rocio Mikulic, quien recientemente trabajó en el layout de la primera serie de animación misionera “Cuentos de terror para Franco” (Estudio 25.27), participó del taller con el proyecto “Selva sin L” junto a la guionista Paola Bacalini. Oriundas de Puerto Iguazú y Puerto Libertad respectivamente, las artistas y profesionales valoraron la propuesta. “Es una posibilidad de crecimiento que es inigualable porque no es lo mismo, por ahí, escuchar o leer, que venir a un laboratorio, y la posibilidad de interactuar con ellas (instructoras), que ya son profesionales, pero también de interactuar con nuestros otros compañeros, digamos, gente que está en una instancia parecida a la nuestra; produjo un crecimiento muy importante”.

La licenciada en Artes Plásticas y recientemente egresada de la Tecnicatura en Medios Audiovisuales y Fotografía de la FAyD-UNaM, Laila Aymara Figueroa, afirmó que “una de las cosas más enriquecedoras fue conocer otras personas que están trabajando en algo que nos apasiona desde siempre, desde que somos chiquitos, y que fue creciendo cada vez más conforme fuimos estudiando en la carrera”. Participó con su proyecto “Ãngue” junto a la productora Georgina Larentti y la DF y animadora Ianka Mulka, con quien presentó en el pitch de cierre del taller la propuesta de animación de Stop Motion en base a la construcción de personajes y escenarios con materiales orgánicos, en un trabajo de vinculación entre artistas pertenecientes a diferentes disciplinas.

El taller fue coordinado desde Misiones por la Gerencia de Capacitación e Investigación del IAAviM, a cargo de Mariana Lombardini; y cerró con la presencia del presidente del IAAviM, Mario Giménez, y el presidente del PIIP, Christian Piatti. “Creo que entre las tres instituciones logramos poner en marcha un programa muy interesante que seguramente va a contribuir a fortalecer el sector productivo audiovisual de nuestra provincia y, en esta oportunidad, trabajando la temática animación que es un género que venimos apostando bastante”, valoró el titular del IAAviM.

Participaron también del taller: Mariana Gomez (proyecto “Planeta Yty”), Facundo Tejeda Cajas (“La frontera”), Pablo Ariel Almada y Matías Agustín Cardozo (“Los lagartos del básquet”), Fernando Gabriel Cardozo (“Mitaí Amadeo”), Nabila Zampaca (“Mi cuerpo mi territorio”) y Rocío Kopp y Rodrigo Sebastián Zaracho (“El cuento de papá, el árbol y el coatí”).