La obra de la Terminal está paralizada por falta de presupuesto, según dicen los encargados de la empresa constructora que tienen a cargo las tres obras en la localidad que integra el área metropolitana del departamento capital de la provincia.

El tanque tendrá la capacidad de almacenar agua potable para poco más de 40 mil familias, cuando la distribución se realice a través de la nueva red que está siendo instalada por la empresa.

La nueva red contempla toda la cañería nueva subterránea en su totalidad, inclusive la instalación en lugares donde no llega la red de la Coscal, en la actualidad. La comunidad espera con mucha ansiedad la culminación de la obra porque, finalmente, ya no habrán problemas con el servicio como pasa en los últimos años.