El intendente, Daniel Luna, explicó que a raíz de una inquietud planteada al gobernador Hugo Passalacqua, sobre la necesidad de revalorizar el árbol, declarado monumento histórico, los especialistas se acercaron hasta la antigua capital para evaluar el estado del ejemplar.

“Ante la inminente suba de la cota del embalse de la represa (de Yacyretá), el sarandí debió ser trasladado de la margen del río hasta el centro, donde actualmente está emplazado.  Lamentablemente, a  trece años de ese hecho,  parece ser que el árbol se secó por pasar de un lugar húmedo a un lugar seco y por falta de cuidado de las personas a cargo de eso.  Afortunadamente hay retoños en distintos puntos de la localidad y estos especialistas tomarán muestras para determinar qué se puede hacer por una especie tan significativa para la historia de Candelaria”, dijo.

El ingeniero Ledesma, en tanto, detalló que “lo que queremos es ver alguna técnica que posibilite, para salvaguardar lo que está quedando de este ejemplar. Si bien en su momento, hubo algún medio de propagación que posibilitó que el árbol que está en la Municipalidad fuera logrado, ahora con alguna técnica de biotecnología se pueda replicar este ejemplar que tiene que ver con nuestra historia e identidad”.

La comitiva también estuvo integrada por el ingeniero forestal Fernando Niella, secretario de Ciencia y Técnica, de la Facultad de Ciencias Forestales.

Durante la recorrida de esta mañana también se tomaron muestras de los retoños del Sarandí ubicado en distintos lugares de la localidad, como el de Municipalidad, BOP N° 5 y el Sistema de Medios a los efectos de estudiar las muestras e incorporarlas al Banco de Germoplasma Vegetal.