Día Mundial de los Humedales: en Misiones es ley su protección

0
58

Cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales. La fecha conmemora el tratado internacional firmado en la ciudad iraní de Ramsar en 1971. El documento trazó la misión de propiciar el uso racional de estos sistemas ambientales, a través de acciones locales y nacionales.

Pese a ratificar su compromiso en 1991, el país acumula a la fecha varios intentos fallidos de sancionar la Ley en el Congreso. En 2022, Misiones sancionó un marco regulatorio para la preservación, conservación, defensa y desarrollo de los humedales.

La provincia es la primera jurisdicción en todo el territorio nacional en contar con una normativa que regula la protección de humedales. Fue el 9 de junio del 2022 cuando, luego de la sanción de la Legislatura ocurrida en mayo, se publicó en el Boletín Oficial la Ley XVI – 146. La normativa fue impulsada por el entonces presidente de la Cámara de Representantes, actual vicepresidente, Carlos Rovira. La iniciativa contribuye a mantener el orden del ecosistema.

El texto normativo define al humedal como “un ambiente en el cual la presencia temporaria o permanente de agua superficial o subsuperficial causa flujos biogeoquímicos propios y diferentes a los ambientes terrestres y acuáticos”. Sus rasgos distintivos son la presencia de “biota adaptada a estas condiciones, comúnmente plantas hidrófitas, y/o suelos hídricos o sustratos con rasgos de hidromorfismo”.

La Ley de Humedales tiene las siguientes finalidades:

  • Proteger los procesos ecológicos y culturales de los humedales, garantizar sus características ecológicas y los valores ecosistémicos que brindan.
  • Identificar los bosques nativos o implantados protectores de humedales.
  • Proteger y conservar la biodiversidad de los humedales.
  • Promover la utilización racional del suelo, el agua, la flora, fauna, paisajes y demás recursos naturales en función de los valores del ambiente.
  • Revalorizar la contribución ambiental, social y cultural en beneficio del desarrollo sustentable.
  • Realizar el control, reducción o eliminación de actividades, procesos, actividades o componentes del medio que ocasionen o puedan ocasionar perjuicio al ambiente y la salud del hombre, como también a su flora y fauna.
  • Lograr un equilibrio ecológico propicio para el sano desarrollo de los habitantes.

La normativa explica que el aprovechamiento de los humedales debe ser planificado en consideración de un uso sustentable y respetuoso de sus características ecológicas. Además, debe conservar los servicios ambientales que brindan. La ley también destaca la importancia de los humedales por los beneficios ecosistémicos que brindan a la humanidad, desde el suministro de agua dulce, alimentos y biodiversidad hasta el control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Lucha contra el cambio climático

A nivel global, se calcula que los humedales cubren aproximadamente 12 millones de km2. Sin embargo, la Perspectiva Mundial sobre los Humedales estima que su extensión disminuyó rápidamente, con pérdidas del 35 % desde 1970. Esta degradación tiene efectos negativos en la naturaleza y las personas.

Las principales presiones sobre los humedales se relacionan con cambios en el uso del suelo. Es decir, la urbanización, la deforestación, las alteraciones en la dinámica del agua, por extracción, intercepción o desvíos; o la contaminación agrícola, industrial y doméstica. También ejerce impacto negativo la introducción de especies exóticas invasoras y el mismo cambio climático.

Biodiversidad misionera

Los humedales misioneros recorren las napas subterráneas de norte a sur. Están delimitados en términos generales por los valles de inundación de los ríos Paraná, Iguazú y Uruguay. Hacia el sur se extienden, incluida una pequeña porción de Corrientes, con las cuencas de los arroyos Garupá y Las Tunas y sobre el río Paraná, el embalse de Yacyretá.

Misiones tutela el 52% de la biodiversidad del país, es el único territorio “viviente” de la selva paranaense. Es el enclave privilegiado desde el que se nutren otras regiones limítrofes, tanto dentro como fuera del país. De esta manera y, a a través de políticas públicas, se refleja hoy la riqueza de recursos naturales de la tierra colorada.