El encargado de abrir la nueva edición del Bailando por un sueño fue un “peso pesado”, el cuatro veces campeón del mundo, el ex boxeador estadounidense Evander Holyfield. A pesar de la gran expectativa que había por ver a uno de los mejores boxeadores de la historia, el jurado no le tuvo piedad y recibió un sorpresivo y muy rápido nocaut.

La forma en que fue tratado, especialmente por Moria y por Polino, desencadenó el enojo del pugilista que luego de su perfomance, renunció al concurso y se lo hizo saber a los productores.

Se definió como un “tipo correcto” por lo que se sintió molesto también por las preguntas de Marcelo respecto a su bailarina Judith estando su actual pareja presente en el piso.

SU PARTICIPACIÓN

El boxeador se mostró desenvuelto y simpático, pero lo noquearon los jurados.

Antes de estrenar la pista de baile, el ex boxeador tuvo un divertido ida y vuelta con el conductor del certamen de baile, Marcelo Tinelli. “No es la primera vez que vengo a la Argentina”, reconoció Holyfield y explicó por qué no vive con su pareja: “Tengo experiencia y sé que a veces suelen ocurrir problemas”.

Antes del baile, Evander reconoció que solo baila “bien” y le explicó al conductor, cuando éste lo invitó a comer un asado,  que solamente “come algunas partes de la vaca” y no el animal entero. Así, y luego de la larga charla que mantuvo con Tinelli, el ex campeón del mundo se dispuso a bailar.

Por lo que está noche abrió el ritmo de música disco junto a su bailarina Judith Kovalovsky, con el tema de Donna Summer Hot Stuff.

“Tenés un gran equipo Evander, ayúdalo. De los boxeadores que vi en la pista sos el mejorcito pero te cuesta. Al principio medio bajo pero después levantaste al final. Por esta vez pasa, y por ser la primera”, manifestó el periodista Ángel de Brito y le puso un seis.

Sin embargo, Carolina “Pampita” Ardohain se diferenció del conductor de “Los Ángeles a la mañana” y aseguró que la pareja de baile la “sorprendió”. “Los vi con mucha actitud, me gusto el movimiento de hombros y caderas. Para la próxima coreografía que haya trucos por el aire ya que tenemos un hombre muy fuerte en la pista”, dijo la morocha y le puso un ocho.

Pese a esto, Moria Casán dijo que el ex boxeador “tiene problemas de oreja y oído”, aunque añadió que la “actitud de Holyfield” le gustó. “Muy buena la actitud y un poco más de oído”, exigió la ex vedette y le colocó un cinco.

“Estoy emocionada porque vi todos los videos del campeón. Es increíble, no le pasa el tiempo, está exactamente igual. Muy bien campeón, es un placer tenerlos con nosotros”, dijo muy emocionada Soledad Silveyra quien tiene el voto secreto del ritmo.

Los jurados respetaron su trayectoria en el ring. Pero Polino lo mató.

Por último, aunque no menos importante, Marcelo Polino afirmó que “no le gustó” el baile alegó que “le falto alegría”. “Sé que es difícil entender este país. La coreografía no fue pensada para esta figura, podría haber un juego de mucha altura que no hubo”, sentenció el periodista y cerró la ronda de puntuación con un tres.

Esto generó el enojo del boxeador, al igual que los gestos de Moria con el pulgar para abajo. Por ahora, no va más….