“La idea que esas personas, que muchas veces no saben que tienen problemas de hipertensión, sean atendidas como corresponde y se haga un registro de la evolución que presenten, muchas veces la hipertensión u obesidad tiene que ver con la mala forma de alimentarse, aquí conseguimos un nutricionista y es un paso fundamental para que esos pacientes vayan mejorando su calidad de vida”, dijo el director del hospital, Carlos Torres.

Por otra parte se creará una sala de procedimientos quirúrgicos que no requieran más que anestesias locales, como suturas y colocación de yesos y  para eso “ya estamos reparando una camilla y ordenando la sala que será destinada para ese fin. Queremos estar en condiciones en un futuro no muy lejano, para poder atender partos aquí también, todo es posible, aunque cuesta un poco, las ganas están y contamos con la colaboración de toda la comunidad”, dijo un esperanzado Torres.