Samuel López, encargado del Hogar de Día de Posadas, indicó que trabajan con niños de 0 a 18 años. “Ella está en una situación de vulnerabilidad y le ofrecí que esté en el hogar, lo caratulamos como admisión por derivación de la justicia, por ley tenemos un mandato de hacer primero un trabajo con la familia, en segundo lugar ofrecemos la reinclusión escolar y acompañamiento psicopedagógico, que pueda acceder a talleres terapéuticos, a su vez actuar de nexo con programas especiales de salud”, detalló.

Aclaró que la joven “va a ser una participante más pero con la exigencia que cumpla con todos los talleres de huerta, cocina, una de las cuestiones más importantes es el afecto y la relación con otros, y que pueda ver otra realidad que tal vez hoy le está negada, como chicos en situación de calle, con desnutrición”, indicó.

A la mañana iría al hogar y por la tarde a la escuela, “para nosotros es un interesante desafío y una realidad a la que hacer frente”, expresó el encargado del Hogar.

Remarcó que la familia debe acompañar este tipo de situaciones, “el trabajo con la familia es lo más importante”.

Al hogar concurren unos cien chicos diariamente, 80 por la mañana y unos 20 por la tarde.

La adolescente deberá compartir con ellos diariamente, entablar relaciones y conocer más sobre esta realidad.