El de Liverpool es el tercer puerto europeo en el itinerario del buque escuela, y el séptimo en el transcurso de los más de tres meses que lleva desde su partida del puerto de Buenos Aires.

Tras navegar dos días desde Brest, Francia, la tripulación del buque escuela de la Armada Argentina al mando del Capitán de Navío Ignacio Errecaborde, arribó a las 21 de ayer (17 horas argentina) a la puerta cuarto de la Terminal de Cruceros de Liverpool, donde permanecerá hasta el próximo martes 26, cuando zarpará rumbo a Dublín, Irlanda.

Durante la permanencia de la fragata en Liverpool -ciudad en la que no recalaba desde hacía 24 años, cuando se realizó el 27° viaje de instrucción-, el público podrá visitarla de 10 a 16.30.

También se prevé que la tripulación del buque brinde una ofrenda floral en el monumento que rinde homenaje a los 150 años de la partida de los primeros galeses a la Patagonia a bordo del velero Mimosa.

La séptima escala en tres meses
Desde que comenzó el viaje de instrucción, hace tres meses, los guardiamarinas amarraron en siete puertos, tres de ellos europeos.

Para el próximo lunes se espera la presencia a bordo de la nave insignia del capitán de Navío de la Armada Argentina, Hernán Jorge Montero, quien se encuentra en ese país como Asesor Técnico Permanente de la Representación Argentina ante la Organización Marítima Internacional (OMI).

Montero visitará el buque acompañado por una delegación de oficiales y cadetes de la Marina Real Británica, por el presidente de la Asociación de Profesionales Argentinos en el Reino Unido (Aparu), el de la Sociedad Anglo-Argentina (Anglo-Argentine Society) y funcionarios de la Embajada Argentina.

El martes 26, la nave zarpará rumbo a Dublín, llevando a bordo a 340 marinos entre plana mayor, dotación y cadetes. El 5 de noviembre retornará al puerto de Buenos Aires.