El camarista Bruglia demandó civilmente a Alberto Fernández por 40 millones de pesos

0
77

El camarista federal Leopoldo Bruglia demandó por 40 millones de pesos al presidente, Alberto Fernández, por haberlo descalificado en redes sociales por haber sido trasladado por decreto del ex jefe del Estado Mauricio Macri de un tribunal a otro.

La demanda, que recayó en el juzgado civil número 79, exige también una retractación pública por las expresiones de Alberto Fernández, que –según el camarista- le causaron “daños y perjuicios”.

Bruglia pidió además un peritaje psiquiátrico sobre el Presidente y propuso como testigos al ex secretario de la Corte Suprema Cristian Abritta,  la ex diputada Elisa Carrió, los abogados Mauricio Longin D’Alessandro y Daniel Sabsay y el diputado y ex consejero de la Magistratura Pablo Tonelli.

“Estamos hablando de un Presidente de la Nación, descalificando falazmente a un juez de la Nación. No se lo puedo permitir”, exclamó Bruglia.

La demanda fue presentada esta mañana, apenas abrió la actividad judicial en los tribunales, y quedó registrada con el número 33424/2023, con intervención de la jueza María Pilar Rebaudi Basavilbaso.

Sin embargo, antes de comenzar la tramitación del proceso, Bruglia – asistido por los abogados Estela Pastorini y Juan Manuel Blanco- recusó “sin causa” a la magistrada.

Bruglia demandó a Fernández por una serie de tuits que publicó el 2 de noviembre de 2022, después de que la Sala de la Cámara Federal que integra dejara en libertad a cuatro integrantes de la agrupación de ultraderecha Revolución Federal y concluyera que sus actividades no tenían vinculación con el intento de homicidio contra Cristina Kirchner.

Alberto Fernández opinó en esos tuits que Bruglia y su colega, Pablo Bertuzzi, “ocupan sus asientos de forma contraria a la Constitución”, basado sobre un fallo de la Corte Suprema que, si bien reconoció que los traslados por decreto no debieron haberse producido, avaló la continuidad de ambos hasta que fueran designados sus reemplazantes.

Para iniciar la demanda, Bruglia debió pagar una tasa de justicia de 1,2 millones de pesos.

Bruglia cuestión la “su seguidilla irrefrenable de Tweets, al instante mismo de tomar estado público el fallo pronunciado en la causa penal de referencia”.

“Fallé conforme legalmente corresponde y con los debidos fundamentos respetando el profesionalismo que me esfuerzo en practicar en los ya treinta años que llevo de trayectoria en el cargo de juez de Cámara”, insistió.

Bruglia incluyó en el escrito de inicio de la demanda, de 45 páginas, un párrafo en el que destacó: “haré una reserva final, como prueba subsidiaria, y a resultas de la contestación a los hechos que presento en esta acción, de pedir una pericial de especialidad, vinculada con aspectos de la personalidad del demandado, exclusivamente en cuanto a su percepción de criterios de realidad”.