Griselda, una madre soltera en situación de pobreza que vive en Eldorado, causó conmoción durante los últimos días tras ofrecer su riñón a cambio de 200 mil pesos en redes sociales para alimentar a sus cinco hijos. A raíz de la difusión del caso, decidió hablar y comentó que recibió ayuda solidaria, pero sigue buscando un empleo estable para salir de la Una madre soltera en situación de pobreza, Griselda, generó conmoción en los medios de comunicación al ofrecer uno de sus riñones a cambio de 200 mil pesos en una red social, como último recurso para sustentar a sus cinco hijos. “Fue un acto de desesperación”, afirmó la mujer en una entrevista, en la que también confesó no saber que la venta de órganos es ilegal.

Griselda trabaja en un lavadero de autos, un empleo que no le proporciona ingresos suficientes para mantener a sus pequeños. “El día que llueve o el día que uno está todo el día y por más lindo que esté, a veces no hay ingresos”, explicó Griselda, quien señaló que busca un empleo más estable para salir de la situación precaria en la que se encuentra.

A raíz de la difusión de su caso, algunas personas solidarias y organizaciones sociales le han brindado ayuda tanto para ella como para sus hijos. Sin embargo, insiste en que su principal objetivo es conseguir un trabajo y no depender de planes sociales. “Yo a pesar de todo que tengo cinco chicos, yo me puedo acomodar por lo menos para hacer un trabajo de medio tiempo”, aseguró la madre.

La progenitora sueña con un futuro mejor para sus hijos, donde puedan estudiar y tener una vida digna. “Lo primero y principal es que mis hijos terminen su estudio, que hagan una carrera y que tengan un mejor futuro que yo”, expresó.

La historia de Griselda ha resonado en la sociedad, generando un debate sobre las carencias y desafíos que enfrentan muchas familias en situación de vulnerabilidad. Mientras tanto, Griselda sigue luchando por superar la adversidad y brindar un futuro promisorio a sus hijos.