Por excesos de carga y desvíos de rutas, incautaron más de 300 toneladas de granos en un mes

0
126

En los últimos 30 días, la Policía provincial incautó más de 326 toneladas de soja y maíz en controles desplegados en todas las rutas que atraviesan la provincia, interceptando 18 camiones que en su mayoría transportaban granos con exceso en de carga, provocando daños en la cinta asfáltica, y otros vehículos que desviaron el control de ingreso a la provincia, o que fueron detectados cambiando la ruta de destino fijado por la Agencia Tributario de Misiones (ATM). Además, en estas intervenciones también se secuestraron otros productos que eran transportados ilegalmente.

Es así que, en lo que va del año, ya son más de 2.245 toneladas de granos secuestrados, divididos entre 1.780 toneladas de soja y 509 toneladas de maíz. En tanto, respecto a los transportes, la Policía interceptó 65 camiones por las irregularidades antes mencionadas.

La mayoría de las intervenciones se llevaron a cabo mediante controles policiales en la Ruta Provincial 13 a la altura de San Vicente, en la Ruta Provincial 2, en Colonia Aurora y en la Ruta Nacional 14 en Dos de Mayo. Donde la fuerza provincial detectó a los transportes circulando por caminos alternativos.

Por otro lado, el pasado domingo, alrededor de las 23 horas, agentes de la División de Seguridad Vial y Turismo de la localidad de San Vicente, interceptaron dos camiones con más de 60 mil kilos de granos, con destino a El Soberbio. El procedimiento se concretó en la Ruta Nacional 14 al kilómetro 972.

Este último martes, cerca de las 16:10 horas, se inició un control vehicular sobre la ruta provincial 2 a la altura de Colonia Aurora, donde interceptaron un camión con 6 mil kg, que circulaba sin documentación que avalara el transporte. Así mismo, esta tarde se detectaron 51.210 kg, de maíz, que eran llevados por un camión que circulaba fuera de ruta de destino.

Cabe mencionar que además en estas intervenciones se secuestraron otros productos como porotos y mandiocas ingresados de manera ilegal, ya que muchos de los transportes ingresan con exceso de carga, por lo que los agentes evitan su circulación en las vías asfaltadas, como rutas costeras, para prevenir daños. Así también se efectúa una minuciosa inspección para detectar posibles desvíos de ruta y asegurarse de que los conductores hayan cumplido con todos los trámites de ingreso establecidos por la Agencia Tributaria de Misiones (ATM).

Finalmente, toda las cargas interdictadas y los vehículos que lo transportan quedan a disposición de la ATM, donde los propietarios de los productos deben regularizar la situación.