Colombia: el hijo de Petro irá a juicio por lavado de activos y enriquecimiento ilícito

0
58

La Fiscalía General radicó su escrito de acusación y eliminó un acuerdo previo de colaboración del acusado con la Justicia.

Nicolás Petro, el hijo mayor del presidente de Colombia, Gustavo Petro, irá a juicio por lavado de activos y enriquecimiento ilícito después de que la Fiscalía General radicara su escrito de acusación y eliminara un acuerdo previo de colaboración con la Justicia del acusado.

El hijo del mandatario fue capturado a finales de julio y enfrenta cargos criminales tras admitir el ingreso de dineros ilegales a la campaña política que llevó a su padre al poder en las elecciones del 2022, provocando un escándalo.

“El ente acusador radicó escrito de acusación ante los Juzgados Penales del Circuito Especializados de Barranquilla, y dentro del término de ley, en contra del señor Petro Burgos por los delitos imputados”, dijo un comunicado de la Fiscalía General.

“El juez del centro de servicios de Barranquilla en asignación automática, designará al juez que adelantará el juicio contra el señor Nicolás Fernando Petro Burgos. Es ante este juez que la Fiscalía General de la Nación presentará todas las pruebas que posee en el respectivo juzgamiento”, agregó.

El acuerdo con la Justicia que negoció Nicolás Petro y que le podría conceder beneficios jurídicos como reducción de penas y casa por cárcel estaba en duda y fue descartado debido a que extendió los tiempos previstos inicialmente para entregar información y evidencias de otras personas implicadas.

Gustavo_Petro.jpg

Nicolás fue capturado en la ciudad de Barranquilla junto con su exesposa Daysuris del Carmen Vásquez, quien en marzo aseguró que dos personas acusadas de tener vínculos con el narcotráfico le entregaron a su entonces cónyuge dinero en efectivo para apoyar la campaña presidencial.

De acuerdo con esa declaración, el primogénito del presidente, actualmente detenido en su casa, se habría comprometido a incluirlos en los esfuerzos de paz de su padre.

Nicolás renunció a su cargo de diputado de la Asamblea del departamento del Atlántico, en el norte de Colombia, e inicialmente se declaró inocente y dijo que su decisión de colaborar con la Justicia era libre, pese a que su padre denunció presuntas presiones.

El presidente negó tener conocimiento de la financiación ilegal de su campaña y anunció que continuará con su Gobierno hasta el 2026, pese a que el escándalo podría obstaculizar su agenda de reformas sociales, así como sus esfuerzos para buscar la paz y poner fin a un conflicto de seis décadas que ha dejado más de 450.000 muertos.

Nicolás Petro podría ser condenado a entre 12 y 20 años de prisión, según abogados expertos en derecho penal.

Las investigaciones de la Fiscalía General revelaron que Nicolás al parecer recibió unos 386.000 dólares con los que compró propiedades, vehículos y lujos, sin justificar esos ingresos debido a que su salario como diputado solo era de 4.800 dólares mensuales.

“Hoy inicia la lucha de mi vida, sabía que la Fiscalía de Barbosa no era de fiar y hoy lo demostraron”, escribió el primogénito del presidente en su cuenta de X, antes conocida como Twitter, refiriéndose al fiscal general Francisco Barbosa.

“Me han presionado hasta el límite con la única intención de convertirme en un arma contra mi padre. Decidí levantarme y no arrodillarme ante el verdugo”, concluyó.

(Con información de Reuters)