Corea del Norte disparó cientos de proyectiles y evacuaron dos islas de Corea del Sur

0
79

Tras el bombardeo, Seúl advirtió de estas acciones son una amenaza para la paz en la región y también abrió el fuego en una zona donde ambos países están separados por apenas 12 kilómetros.

Corea del Norte disparó unos 200 proyectiles de artillería cerca de dos islas de Corea del Sur en el Mar Amarillo y escaló la tensión en la península. El gobierno de Seúl advirtió de estas acciones son una amenaza para la paz en la región y respondió con maniobras militares.

Un comunicado remitido por el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano informa que la sexta brigada del Cuerpo de Marines en la isla de Baeknyeong y la unidad militar de la isla de Yeonpyeong dispararon sobre un objetivo simulado en el mar, un ejercicio que estuvo supervisado desde un centro de control por el ministro de Defensa, Shin Won-sik.

Tres horas antes, los pobladores de las dos islas surcoreanas recibieron órdenes de evacuación, ante una de las escaladas militares más graves en la península coreana desde que Pyongyang disparó una andanada de proyectiles en 2010.

El ejército surcoreano respondió con maniobras con fuego real a los ensayos de artillería realizados poco antes por Corea del Norte y ordenó la evacuación de dos de sus islas fronterizas. (Foto: EFE/ Ministerio de Defensa de la República de Corea).

“Después de que Corea del Norte declarara unilateralmente la suspensión total del acuerdo militar del 19 de septiembre, reanudó esta mañana el fuego de artillería en la zona, lo que supone una provocación que amenaza la paz en la Península de Corea y aumenta la tensión”, dijo Shin.

Shin hizo referencia al acuerdo militar firmado por las dos Coreas el 19 de septiembre de 2018, que estaba diseñado para reducir la tensión en las zonas fronterizas y que, entre otras cosas, prohibía maniobras con fuego real junto a la línea divisoria.

“El ejercicio de fuego marítimo busca responder a la provocación de Corea del Norte”, añade el comunicado, que indica que no se han detectado más “movimientos inusuales” por parte del ejército norteño.

Las islas surcoreanas de Baeknyeong y Yeonpyeong se encuentran frente a la llamada Línea Límite Norte (NLL), que sirve de disputada frontera marítima entre las dos Coreas en el Mar Amarillo (llamado mar del Oeste en las dos Coreas).

Trazada por Naciones Unidas para evitar nuevos choques tras la firma del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea en 1953, la NLL es rechazada por Corea del Norte, que defiende que la divisoria debe situarse más al sur.

La isla surcoreana de Yeonpyeong está situada en el mar Amarillo, unos 80 km al oeste de la ciudad de Incheon y a 12 km al sur del litoral de la provincia norcoreana de Hwanghae. (Foto: EFE/Jeon Heon-Kuyn)

Kim Jong Un llamó a aumentar la producción de armas

Las relaciones entre las dos Coreas están en un momento de tensión no visto en décadas, después de que el líder norcoreano, Kim Jong Un, inscribiera en la Constitución la vocación del país como potencia nuclear, y probara varios misiles balísticos intercontinentales.

En una reunión política de fin de año, Kim advirtió de un ataque nuclear del Sur y pidió fortalecer el arsenal militar ante un conflicto que afirmó que puede “estallar en cualquier momento”.

Kim Jong Un  visitó una fábrica que produce los lanzadores móviles TEL con su hija Ju Ae. (Foto: KCNA).

Horas antes, la agencia oficial norcoreana KCNA mostró imágenes de Kim con su hija Ju Ae en una fábrica que produce los lanzadores móviles (TEL en inglés) utilizados para los misiles balísticos intercontinentales del país. Kim pidió “un esfuerzo dinámico para incrementar la producción” ya que afirmó que el país debe estar preparado “para un enfrentamiento militar con el enemigo”.

China, que es el principal apoyo internacional de Corea del Norte, lanzó un llamado a la “moderación” a todas las partes y pidió que “se abstengan de tomar medidas que agraven la tensión, eviten una escalada mayor de la situación y creen las condiciones para la reanudación de un diálogo serio”.