Tres personas murieron en un tiroteo en una tienda de alimentación en el la zona central del estado de Washington en la madrugada del martes. El sospechoso huyó y se le considera armado y peligroso.

La policía acudió a un Circle K en Yakima, Washington, alrededor de las 3:30 hora local donde tres personas, que no han sido identificadas, fueron encontradas muertas, dijo el jefe Matt Murray a la prensa.

Dos de las víctimas fueron abatidas en el interior de la tienda en lo que, según las autoridades, pareció un acto de violencia aleatorio, y una tercera fue tiroteada en el exterior.

El sospechoso fue identificado como Jarid Haddock, de 21 años y residente en el condado de Yakima. El motivo aún no estaba claro, dijeron las autoridades.

“Parece ser una situación aleatoria. No había ningún conflicto aparente entre las partes”, dijo Murray. “El hombre simplemente entró y empezó a disparar”.

Esta semana, dos matanzas a tiros en California han dejado 18 víctimas mortales y han horrorizado al país.

Tras abrir fuego en la tienda, el sospechoso cruzó corriendo la calle y disparó frente un vehículo, obligando al conductor a pasar al asiento del copiloto. El sospechoso robó el coche, descrito como un Chrysler sedán gris o plateado, y huyó. Se desconoce el estado del conductor y si está herido.

Las fuerzas del orden recogieron imágenes de seguridad y testimonios de testigos presenciales en el lugar de los hechos como parte de la investigación.

El departamento de policía publicó una foto en las redes sociales de un hombre vestido de negro, incluyendo un sombrero, sudadera con capucha y pantalones vaqueros, y zapatillas Nike blancas.

Yakima es una ciudad de unos 97.000 habitantes situada en el valle Yamika de Washington, una región agrícola conocida por sus cultivos de manzanas y sus bodegas.