Las autoridades turcas sospechan la autoría del Estado Islámico.

Al menos 38 personas murieron y unas 120 resultaron heridas en el atentado de este martes en el aeropuerto Ataturk de Estambul.

El ministro del Interior turco dijo en un comunicado que se produjeron dos explosiones y un tiroteo cerca del estacionamiento de la zona de partida de la terminal internacional del aeropuerto, que es el más grande de Turquía y uno de los dos de Estambul, situado en la parte europea de la metrópolis turca.

La cadena de noticias CNN Turk afirmó que las explosiones fueron causadas por atacantes suicidas que detonaron bombas que llevaban consigo luego de que fuerzas de seguridad abrieran fuego contra ellos para intentar detenerlos.

No quedó en claro si los atacantes también tenían armas de fuego.

Ningún grupo reivindicó los ataques y el gobierno no acusó de inmediato a nadie en particular.

Turquía ha sufrido decenas de atentados en los últimos años, cometidos ya por separatistas kurdos, por grupos islamistas como el Estado Islámico (EI) o agrupaciones de extrema izquierda.

La entrada a la zona de pasajeros del aeropuerto, ubicado en el sector europeo de Estambul, se encontraba sometida a controles de seguridad, con arcos detectores y escáneres, según medios locales.