El hecho ocurrió en Santa Cruz. El pitbull había mordido en el cuello a un adolescente. El padre del chico decidió matar el animal tras el ataque.

Un hombre mató a un pitbull a cuchillazos, minutos después de que el perro mordió en el cuello a su propio hijo. Todo ocurrió en la ciudad de Caleta Olivia, en Santa Cruz, donde las cámaras de seguridad registraron el feroz episodio.

No es la primera vez que un animal ataca a un menor de edad. Sin embargo, en esta ocasión, el padre del afectado decidió tomar su propia venganza al ver las heridas que la mascota había generado, mientras caminaba por el barrio Tres de Febrero.

La decisión del hombre generó polémica en la ciudad, dado que el perro era querido y atendido por varios vecinos de la zona. No obstante, él aclaró lo sucedido y difundió imágenes de las mordeduras del adolescente.

El menor, junto a dos amigos de 11 y 14 años, caminaba tranquilo por la calle hasta llegar a Lidoro Reynoso al 400. Los jóvenes estaban arrojando piedras acompañados de un perro, que fue el detonante para que los demás animales salieran al ataque.

En ese momento, el padre de la víctima se enfureció al ver las heridas que tenía su hijo y tomó un cuchillo, fue hasta el lugar del ataque y apuñaló en varias ocasiones al perro hasta acabar con su vida. Anteriormente, el animal había intentado morderlo. Toda la secuencia fue registrada por las cámaras de seguridad.

¿QUÉ DIJO EL PADRE QUE MATÓ A UN PITBULL POR MORDER A SU HIJO?

Tras los hechos, el hombre compartió a los medios de la zona la foto de las heridas de su hijo.“Hay que tomar conciencia de los perros que la gente tiene sueltos y los dejan en la calle. Ese es el pitbull que mordió directo en el cuello a mi hijo, por suerte no pasó nada”, declaró el hombre, en diálogo con El Caletense.

Según comentaron los testigos, el perro habría sido abandonado en los últimos meses y, al mostrarse inofensivo, era cuidado por varios de los vecinos del barrio.