Condenaron a 20 años de prisión a un argentino que mató de 63 puñaladas a su amante en Madrid

0
53

Julián Ovejero escapó a la Argentina tras perpetrar el crimen en 2018. Tres años después, fue detenido en Tucumán y finalmente extraditado.

Un tribunal en España condenó a 20 años de cárcel al argentino Julián Ovejero por el asesinato de su amante puertorriqueño de 63 puñaladas en 2018 en Madrid.

Ovejero admitió su culpabilidad en la muerte de Najuzatih Zahell Díaz, al que asesinó tras mantener un encuentro sexual, según la sentencia citada por la agencia de noticias EFE.

Tras permanecer prófugo tres años, el argentino fue detenido en 2021 en el asentamiento La Bombilla, de San Miguel de Tucumán, por agentes de Interpol. Un año después, fue extraditado a España, donde fue enjuiciado.

La sentencia se conoció este lunes.

Cómo fue el crimen del llamado “asesino de Grindr”

El caso fue conocido en España como el “asesino de Grindr”, la app de citas para homosexuales en la que Ovejero y Zahell Díaz se conocieron antes del crimen.

Ovejero mató de 63 puñaladas al ingeniero informático portorriqueño que llevaba 10 años en España.

Najuzaith Zahell Díaz, la víctima del crimen (Foto: TeleMadrid)
Najuzaith Zahell Díaz, la víctima del crimen (Foto: TeleMadrid)

El homicidio ocurrió el 22 de febrero de 2018 en la casa de Zahell Díaz en Carabanchel, aunque el cuerpo de la víctima fue encontrado dos días más tarde por un amigo.

Después del análisis del teléfono celular de la víctima y las cámaras de seguridad del edificio, la policía comenzó a buscar a Ovejero. Los investigadores encontraron ADN del sospechoso en el escenario del crimen.

Tras el brutal homicidio, Ovejero escapó a la Argentina y estuvo tres años prófugo. Finalmente, fue atrapado en Tucumán y extraditado en 2022 a España.

Este lunes, la Audiencia Provincial de Madrid lo condenó a 20 años de prisión. Además, deberá indemnizar con 24.140 euros a la hermana del fallecido.

Qué dice la sentencia que condenó a 20 años de prisión a Julián Ovejero

La sentencia concluyó que Ovejero cometió el asesinato con alevosía y ensañamiento. Tras haber mantenido relaciones sexuales, apuñaló a la víctima en diversas partes del cuerpo en la puerta de su vivienda en Madrid.

Lo hizo “de forma súbita y sorpresiva”. Zahell Díaz “se encontraba embriagado y bajo los efectos de drogas tóxicas y estupefacientes”, señaló el fallo.

Tras causarle las primeras lesiones, lo arrastró al interior de la casa y continuó el ataque. La agresión fue perpetrada con un arma de doble filo de unos 12 centímetros de longitud. Según el fallo, le asestó 63 puñaladas y lo sometió a “un sufrimiento innecesario”.

Ovejero, que tenía entonces 23 años, había quedado con Zahell Díaz, de 35, en anteriores ocasiones al contactar por aplicaciones de citas como Grindr.

En el juicio, Ovejero reconoció ante el jurado todos los hechos que se le imputaban. Por ello, la Fiscalía rebajó su petición de pena de 25 a 20 años de prisión. El ahora condenado cambió así su declaración de 2022 ante el juez, en la que dijo que se volvió como loco y que estaba drogado.