Siempre solicitan sumas de dinero fácil de reunir. ¿Qué hacer en estos casos?

Escuchar con atención al extorsionador sin perder la calma. Poner en conocimiento de los familiares más directos y en especial, tratar de contactar con la persona supuestamente secuestrada para verificar la amenaza.

Registrar el número de teléfono del cual te llamaron y denuncia ante la policía más cercana. Seguir las indicaciones de las autoridades policiales para no entorpecer la investigación. Es fundamental en todos los casos, cuidar la información personal y la de los seres queridos.

Recuerdan que ante esta situación se puede llamar inmediatamente al 911.