La magistrada que entiende en la causa analiza el expediente y resolverá en las próximas horas si le concede la liberación.

Los rumores de que el intendente de Arroyo del Medio, Cristóbal Barboza, que protagonizó el último domingo un accidente fatal en Cerro Azul con la camioneta oficial y estando fuertemente alcoholizado, puede quedar libre próximamente fueron creciendo.

Fuentes judiciales explicaron que el pedido de la Fiscalía del juzgado de Alem solicitó una caución de 300 mil pesos para que se pueda conceder la excarcelación del edil. La jueza, aún no definió a situación y lo hará en las próximas horas.

Barboza tenía 2,14 grados de alcohol en litros de sangre cuando el domingo colisionó con una camioneta Toyota Hilux de la comuna de Arroyo del Medio a un remiseroo oriundo de Alem. El accidente fue en jurisdicción de Cerro Azul y desde el martes, el intendente quedó detenido en una comisaría de ese lugar tras estar algunas horas internado en el hospital.

En las últimas horas se conoció que el Barboza puede quedar libre siempre y cuando la jueza Selva Raquel Zuetta acepte condiciones ofreciadas por la fiscalía de Instrucción que constan en 300 mil pesos de caución.

El pueblo de Arroyo del Medio se mantiene en vilo debido a la situación que atravesó su máxima autoridad, que al mando de una Toyota Hilux gris de la comuna que Cristóbal Barboza (54), el intendente, utilizaba como propia chocó y mató a una persona.

Supuestamente desde el Concejo Deliberante de esa comuna le habían al involucrado que no usara fuera de los límites de la comuna el rodado, porque todavía no tenía patente ni todos los trámites de registro hechos. Y pasó algo. El domingo, Día del Padre, Barboza, en total estado de ebriedad, chocó con un auto Ford Fiesta en el kilómetro 840 de la ruta nacional 14, jurisdicción de Cerro Azul, y el chofer del coche, un remisero de Alem llamado Alberto Anderson (58) perdió la vida.

Este martes, el Deliberativo, por unanimidad, lo suspendió en el cargo y conformó una comisión investigadora para desentrañar algunas desprolijidades de la gestión del jefe comunal, que tuvo como punto cúlmine el choque fatal del fin de semana.

Tras la suspensión, asumió de manera interina como alcalde el presidente del Concejo, Rubén Da Silva, al igual que Barboza, del Frente Renovador.

Barboza está preso en la comisaría de Cerro Azul desde el martes y esa misma mañana se abstuvo de declarar ante la jueza de Instrucción Cinco, Selva Raquel Zuetta, quien lo imputó de “homicidio culposo en accidente de tránsito”. A la hora del hecho, el ahora suspendido intendente tenía 2,14 de alcohol en sangre, muy por arriba del 0,5 tolerado por la Ley Nacional de Tránsito.