Uno de los amigos de Fernando lo identificó en la segunda jornada del juicio. Sin embargo, dijo que no lo vio golpeando a nadie.

Santiago Corbo, uno de los amigos de Fernando Báez Sosa, identificó a Ayrton Viollaz como el responsable de arengar al grupo de rugbiers. “Es ahora, es ahora”, era el grito que Viollaz lanzaba a sus compañeros para que le peguen ferozmente a la víctima.

A su vez, Corbo, aseguró que no lo vio golpeando a nadie aquella noche del 18 de enero de 2020. El joven fue el tercero de los amigos en declarar en la segunda jornada del juicio por el asesinato que conmocionó al país.

El primero en hablar fue el papá de Julieta Rossi, Oscar. Estaba previsto que primero declare la pareja de Fernando, pero finalmente no lo hizo porque no estaba preparada para afrontar el juicio.

Ayrton Viollaz fue acusado por uno de los amigos de Fernando Báez Sosa de ser el arengador de la pelea. (Foto: captura de pantalla TN)
Ayrton Viollaz fue acusado por uno de los amigos de Fernando Báez Sosa de ser el arengador de la pelea

 

Luego de Corbo, fue el turno de Julián García. “Un grupo de chicos empezó a decir ‘paren de empujar’ y ahí siento que me pegan una cachetada en la nuca. Ahí Fer y otro amigo intentan separar. Seguimos para el baño y cuando salimos, ahí nos llamó Lucas para decir que lo habían sacado -a Fernando-”, sostuvo el testigo en su declaración sobre el conflicto dentro de Le Brique.

En este sentido, relató que lo pasó afuera del boliche: “Salimos y cruzamos la calle. Ahí estaba Fer con otros amigos. Nos pusimos a hablar de lo que había pasado, pero no lo veíamos como algo grave. Por eso Fer se había ido a comprar un helado. Ahí de la nada veo llegar a 5-6 personas a pegarnos”.

Y agregó: “Uno decía ‘a ver ahora que estamos afuera’. Ahí me dan un golpe en la parte del oído, lo que me desconcertó. Crucé de nuevo y le pedí a los patovicas si podían ayudarnos. Cuando vuelvo, Fer ya estaba en el piso”.

El dolor de Silvino, el papá de Fernando Báez Sosa

“Me llena de orgullo sentarme acá y hablar de él. Con Graciela siempre luchamos para que no le pase nada. Fernando era el ser más amado de mi vida. Los días más felices eran sábado y domingo porque estábamos todos juntos”, sostuvo Silvino en la primera jornada del juicio por el crimen de su hijo.

Con profundo dolor, detalló sobre el momento en el que se enteró de lo ocurrido: “Una conocida de Graciela la llamó desde Gesell. La señora avisó que habían llevado a Fernando al hospital. Graciela dijo que iba a hacer el bolso para viajar y ahí llamó el comisario. Me dijo ‘su hijo murió en una riña’”. Además, dijo: “Graciela me pegaba y me decía ‘vos me estás mintiendo’ y yo le decía ‘no te puedo mentir Graciela, me llamó el comisario’”.

Con información de TN