El senador liberal Robert Acevedo, reconocido político y ex gobernador del Amambay, indicó que Jorge Rafaat era narcotraficante y uno de los capos de la frontera, pero que se había ganado muchos enemigos que eran más poderosos que él. Afirmó que incluso por el poderío de las demás bandas criminales fue traicionado por los policías pedrojuaninos.

“Hay mucha gente que lo quisieron matar. Él cometió muchos crímenes, y hay gente poderosa también. En este mundo de ellos busca la venganza y no importa el costo. Y hay mucha más poderosa que él. Es un narco poderoso, pero hay muchos más poderosos que él”, aseguró el ahora presidente del Congreso en un contacto telefónico con el noticiero de Canal 13.

Indicó que ahora los más fuertes son las organizaciones criminales brasileñas que vinieron a instalarse en la frontera, como los carteles Primer Comando Capital (PCC) y el Comando Vermelho (CV).

Para Acevedo, la Policía traicionó al capo acribillado en la noche de ayer, el cual supuestamente contaba con protección policial.

“Ahora el propio Rafaat fue traicionado. Al mejor postor se vende nuestra Policía, no les gusta a ellos escuchar, pero no solo es corrupción policial, sino también la corrupción en la Fiscalía. Mirá que tenemos una fiscala cuyo marido es narcoabogado y que justamente estuvo implicado en el atentado frustrado a Rafaat en marzo pasado, y continúa ella en como fiscal antidrogas”, enfatizó Acevedo.

Se refirió a la agente fiscal Katia Uemura y a su marido Daniel Montenegro, quien, acotó Acevedo, en varias oportunidades asumió la defensa de personas vinculadas al narcotráfico.

Incluso, el marido de la fiscala antidrogas, según se comprobó en una investigación fiscal, fue el que alquiló un galpón a los que en marzo pasado intentaron asesinar a Rafaat desde un blindado.
EL CAPO. No dudó en calificar como narcotraficante a Rafaat, indicando que lo considera como tal porque el mismo fue condenado por un juez federal del Brasil por narcotráfico.

Pero no solo era narcotráfico el negocio de Rafaat, asegurando que tenía su propio ejército. “Era el jefe y tenía personas a su servicio. Los otros son gente que trabaja, él tenía su ejército de sicarios y de guardaespaldas”, comentó.

ADVERSARIO. En cuanto a que era su adversario y lo responsabilizó sobre el atentado que él había sufrido abril del 2010, indicó que Rafaat sabía del atentado, pero que no fue el responsable. “Él sabía del atentado, pero no tuvo… (no termina la frase). Después descubrí que él no fue el mandante, pero sí supo”, dijo al ser consultado sobre su enemistad con Rafaat.