Todo se originó cuando en la comisaría 16ª. Gregoria denunciaba a su ex concubino Luis V., de quien está separada hace 8 años, y aparentemente residen en inmuebles diferentes, pero en el mismo terreno. Aparentemente en esta ocasión se habría producido un nuevo conflicto entre ambos, en medio de amenazas y hasta agresión física.

Alrededor de las 20:15 hs, la mujer se encontraba contando lo sucedido ante el personal policial, y en ese momento ingresó a la dependencia el sexagenario gritando y promoviendo desorden, estando visiblemente alcoholizado. Se mostró alterado al saber que era denunciado.

Inmediatamente los uniformados procedieron a su detención preventiva y al ser sometido al test de alcoholemia dio positivo ( 2, 67 g/l), siendo alojado en la comisaría 2ª.

Ante la seccional 16ª ya fue formalizada por violencia familiar.