Posible ajuste de cuentas: Incendiaron una casa en San Vicente 

0
56

Un hombre sufrió quemaduras tras un incendio intencional que estaría relacionado a un “ajuste de cuentas”. lnvestigan a una banda de reducidores, hay una persona detenida y varios prófugos.

Efectivos de la Unidad Regional VIII en San Vicente investigan lo que se presume es una banda de reducidores en esta zona, que trajo como resultados de las pesquisas, secuestros de vehículos de media y alta gama procedentes de Buenos Aires por ser robados. La cuestión habría derivado en hechos de amenazas de muerte y durante la noche del jueves, en el incendio de una vivienda, con un hombre de 29 años en su interior. El mismo sufrió lesiones leves.

Según fuentes citadas por el diario Primera Edición, la causa comenzó a investigarse desde el año pasado acerca de una posible banda de reducidores que opera en el barrio 200 Viviendas de San Vicente, a la vera de la ruta 13 y alrededores.

El secuestro de varios automóviles, algunos de ellos de gama alta, trajo sus consecuencias para un grupo de jóvenes (hermanastros y primos entre sí) quienes se dedicarían a la venta de vehículos irregulares, utilizados después para incurrir en otros delitos como el contrabando de drogas y cigarrillos.

Las fuentes explicaron que al no poder entregar supuestamente los vehículos “señados” comenzaron a producirse amenazas al estilo mafioso y el jueves a la noche se habría concretado una de ellas.

La policía fue requerida en una vivienda de dicho barrio en la cual arrojaron combustible, presuntamente dos personas, y tras incinerar el inmueble, escaparon. El único ocupante en ese momento sufrió quemaduras leves y alcanzó a salir de la casa.

Voceros del caso confirmaron que fueron más de cuatro los automóviles secuestrados en los últimos meses, que habrían dejado en la lona a la gavilla encargada de reducir los vehículos, generalmente robados en Buenos Aires.

Por el incendio, la policía detuvo a un sospechoso mayor de edad y busca al menos a dos o tres cómplices. También están en la mira otros jóvenes, quienes integrarían dicha banda de reducidores.

Las mismas fuentes indicaron que entre los automóviles secuestrados, figuran un Fiat Cronos casi nuevo y un Fiat 500, secuestrados a principios de este año y fines del 2023, fueron incautados cuando eran utilizados por familiares y allegados a los integrantes de la banda.

Otros vehículos secuestrados fueron un Volkswagen Bora sin asientos traseros y un Chevrolet Meriva entre otros, que cayeron tras controles de ruta y operativos de Gendarmería por contrabando de cigarrillos o drogas.

Con información de PE