La historia clínica de Fernando Báez Sosa salió a luz a casi tres años y medio de su crimen, y reveló la agonía que sufrió hasta morir luego del brutal ataque de la patota de rugbiers en Villa Gesell, y Fernando Burlando habló para conocer el impacto que podría tener en la causa.

Es que según se desprende de un electrocardiograma, el corazón del joven latió hasta cerca de las seis de la mañana, con lo cual su deceso ocurrió en el hospital.

De todas formas, Burlando, el abogado de la familia de Fernando Báez Sosa descartó que la aparición de este documento pueda alterar en algo la situación de los condenados por el homicidio.

“Esto no modifica nada. Incluso, fue prueba que ni siquiera quiso reproducir la defensa”, manifestó el letrado.

Al final, Fernando Burlando fue elocuente en relación a la defensa de los rugbiers condenados por el homicidio de Fernando Báez Sosa: “Nosotros lo pedimos y ellos no lo quisieron”

Por otra parte, Fernando Burlando explicó cómo fueron los minutos finales de Fernando Báez Sosa con vida, el 18 de enero de 2020.

Un electrocardiograma de Fernando Báez Sosa cambiaría la hora y lugar de su muerte
“Lo que se probó en el debate es que Fernando murió a las 5.05, si mal no recuerdo, porque ya no tenía signos vitales”, enfatizó. Entonces, aclaró: “Después, intentaron todo tipo de mecanismos de reanimación”.

“Eso pudo ser por el uso de adrenalina, porque se le pusieron 15 ampollas de medicamentos…”, cerró Fernando Burlando sobre el electrocardiograma póstumo de Fernando Báez Sosa.