El pasaje único costará 7,25 si se lo paga con la tarjeta SUBE y 10,25 pesos en efectivo. Desde las prestatarias afirmaron que el valor del ticket con la Sube debería ser de al menos 10 pesos para cubrir los costos, pero el intendente Joaquín Losada aseguró que el del sábado será el último aumento del año.

La suba que se aplicará el 16 de julio corresponde al segundo tramo del incremento aprobado a principios de año, ese día el boleto urbano en Posadas pasará de 6,50 a 7,25 pesos; el pasaje a Garupá, 9,39 y a Candelaria, 11,07 pesos. Sin el medio de pago electrónico, los usuarios deberán abonar 10,25 pesos para usar el servicio urbano de Posadas, 13 pesos para trasladarse de Garupá a la capital provincial y 15 pesos para viajar a Candelaria.

Desde las prestatarias, consideraron que la tarifa está atrasada y afirman que ello está desfinanciando a las empresas. Estimaron que la tarifa técnica, es decir aquella que contempla los costos de la actividad sin considerar los subsidios, se ubicaría en torno a los 20 pesos.

A modo de prueba remarcaron que el servicio de transporte internacional que une Posadas con Encarnación, que tiene un costo similar al transporte urbano y no recibe subsidios, tiene una tarifa de 19 pesos que fue determinada por la Nación.

Estimaron además, que tomando en cuenta los subsidios, el boleto debería aumentar a 10 pesos para absorber las subas en los costos que se registraron en los últimos meses.

No más aumentos

El intendente Joaquín Losada aseguró que el aumento que regirá a partir del 16 de julio será el último durante este año. “Conocemos las demandas de las empresas, pero nosotros no vamos a otorgar ninguna suba de tarifas, por lo menos durante este año, se cumplirá con lo que fue pactado a inicios de este año y recién el año que viene volveremos a analizar el tema”, dijo.