Por riesgo de un “efecto moderado a alto en la salud” debido a altas temperaturas, varias provincias del Litoral están bajo alerta, según informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Una gran parte de la provincia de Entre Ríos se encontraba este martes a la mañana bajo alerta naranja por temperaturas que “pueden ser muy peligrosas”, con máximas en torno a los 38 grados, mientras que rige un alerta amarillo por calor intenso para sectores de Misiones, Corrientes y Santa Fe, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Las ciudades entrerrianas bajo alerta naranja por temperaturas con un “efecto moderado a alto en la salud” son Diamante, La Paz, Nogoyá, Paraná, y Villaguay.

Las marcas térmicas en esas áreas vienen manteniéndose altas desde hace varios días y para la jornada de hoy se esperan máximas de 38 grados en todos los casos, de acuerdo a lo pronosticado por el SMN.

Por otro lado, el organismo mantiene una alerta amarilla por temperaturas de menor intensidad para algunas localidades del centro y sur de la provincia de Santa Fe, como la capital provincial, Belgrano, Castellanos, Las Colonias, San Martín, Garay y San Jerónimo, donde se esperan máximas entre los 35 y 37 grados.

Además, el nivel amarillo se extiende a la mayor parte de Corrientes en las ciudades de Concepción, Curuzú Cuatiá, Mercedes, San Roque, Sauce, Paso de los Libres, General Alvear, San Martín y Santo Tomé, con máximas de hasta 39 grados.

También está bajo alerta el norte de Misiones en las localidades de Eldorado, Iguazú y las zonas bajas de General Belgrano y Montecarlo, donde las temperaturas máximas se ubicarán en torno a los 34 grados.

En el caso del nivel naranja, el SMN advierte que “las temperaturas pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo; mientras que en el nivel amarillo el efecto es leve a moderado y los más afectados pueden ser niños y niñas, y personas mayores de 65 años, con enfermedades crónicas”.

Por esto, el organismo meteorológico recomendó a la población de estas zonas mantenerse hidratada, no exponerse a las altas temperaturas, evitar realizar actividad física, y usar ropa liviana y de colores claros.

También pidió evitar las bebidas con cafeína, con alcohol o muy azucaradas, ingerir verduras y frutas, evitar comidas muy abundantes y prestar atención a los bebés, niños, niñas y a las personas mayores.

Con información de Télam