La nueva banda tarifaria de aplicación (BTA), que pasó de 0,9177 por kilómetro a 1,1596, reconoció los mayores costos operativos de las empresas, entre los que se encuentran combustibles, repuestos, seguros y salarios.

Los trabajadores que se encuentran bajo la representación de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) lograron cerrar este año una de las negociaciones paritarias más altas, que incluyó una suba de 10,6% en enero y otro 38% que se cobrará en tres partes.