La vocera presidencial afirmó que la medida responde a los casos de la coparticipación de la Ciudad y la conformación del Consejo de la Magistratura.

En la primera conferencia de prensa del año, la portavoz de la Casa Rosada Gabriela Cerruti, afirmó que “el Presidente y los gobernadores tomaron una decisión histórica al impulsar el juicio político a la Corte Suprema de Justicia”, en rechazo al fallo sobre la restitución de los fondos coparticipables en favor de la Ciudad. Además, aseguró que “tiene que ver con la gravedad de la situación que atravesamos”.

Y agregó: “La Corte Suprema violó la Constitución e intervino sobre el accionar de los otros poderes. El juicio político se basa en dos cuestiones: la Corte intervino en un caso del poder Legislativo con respecto al caso del Consejo de la Magistratura, poniendo en vigencia una ley que estaba derogada, y en la cuestión de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires, en donde claramente violó la división de poderes”.

Por otro lado, la vocera de Alberto Fernández expresó: “A veces la gente ve los temas de la justicia como temas alejados de la vida cotidiana pero esta Corte no solamente es arbitraria en sus fallos y demoras de trascendencia institucional, sino que también ha complicado la vida de la gente con la demora de los fallos. La Justicia en general es uno de los poderes más cuestionados hoy de la Argentina”.

Cerruti también intentó aclarar la polémica por las firmas de algunos gobernadores registradas en el pedido de juicio político, como en el caso de Entre Ríos, que se encargó de aclarar en las últimas horas que “Gustavo Bordet no firmó el comunicado ni va a acompañar la petición contra los miembros de la Corte”; o del gobernador chubutense Mariano Arcioni, que se encuentra de licencia hasta el 8 de enero, pero cuyo nombre aparece en el documento.

“El tema del gobernador de Chubut está afuera del país, por lo tanto quien participó del zoom y acompañó el proyecto fue el vicegobernador por instrucción suya. El gobernador Bodert adelantó que iba a apoyar el proyecto, participó de la reunión y en ningún momento durante toda la reunión mostró otra postura, por eso fue incluido en el comunicado, pero luego se arrepintió y cambió de opinión, cada uno es libre de hacer lo que quiera”, apuntó.