Por primera vez en la historia del Servicio Penitenciario Provincial, una mujer privada de la libertad cursó sus nueve meses de embarazo y tuvo a su bebé, mientras cumple su condena en la Unidad Penal V – Correccional de Mujeres.

Se trata de Marisa D. de 35 años, quien durante la mañana del sábado 31 de diciembre, dio a luz a una niña que pesó 3,200kg, a través de una cesárea realizada en el Hospital Materno Neonatal de la ciudad de Posadas. Luego de la intervención quirúrgica, los médicos informaron que, tanto la madre como su hija, están en perfecto estado de salud.
En la última etapa del embarazo, Marisa D., estaba alojada en un lugar independiente de la población penal del Correccional de Mujeres, donde era monitoreada por el personal penitenciario de forma particular. Una vez que la mujer y su hija regresen a la unidad estarán en un sector acondicionado con todos los elementos necesarios para el cuidado en los primeros días de vida de la niña.
Este lugar fue preparado a través de donaciones recibidas desde el Área de Coordinación Provincial de Políticas Sociales y Desarrollo Interior de la Vicegobernación de la provincia de Misiones, además del aporte solidario del personal penitenciario que trabaja en la unidad y Cáritas de la Diócesis de Posadas, que donó la cuna.

Cuidados y estimulación temprana

El Servicio Penitenciario cuenta con el Jardín Maternal “Manitos Celestes”, que está ubicado en cercanías de la Unidad Penal V de Mujeres. Donde un equipo interdisciplinario de profesionales se encarga del cuidado y la atención de los niños. Si bien esta dependencia del SPP, desde su fundación en el año 2018, trabaja con los hijos del personal penitenciario, luego de este primer nacimiento en contexto de encierro y pasados los primeros 45 días de vida del bebé, también se encargarán de su estimulación temprana.