El Gobierno chino condenó este martes por “inaceptable” la exigencia establecida por doce países para que las personas con residencia en China se sometan a un test de coronavirus al arribar a sus territorios.

En este sentido, el Ejecutivo chino advirtió que podría tomar “contramedidas” como respuesta a esa imposición.

“Algunos países han establecido restricciones de entrada dirigidas exclusivamente a los viajeros chinos. Esto no tiene base científica y algunas prácticas son inaceptables”, declaró Mao Ning, una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien anticipó que China podría “tomar contramedidas, basadas en el principio de reciprocidad”, según reprodujo la agencia de noticias AFP.

China mantiene sus fronteras prácticamente cerradas a los extranjeros desde 2020. El país no expide visados turísticos desde hace casi tres años e impone una cuarentena obligatoria a la llegada.

Esta medida de aislamiento se levantará el 8 de enero, pero se seguirá exigiendo un test de covid de menos de 48 horas antes de llegar a China.

Fuente: Télam