Los senadores y diputados de Estados Unidos elegidos en los comicios de mitad de mandato de noviembre pasado asumieron este martes.

Sin embargo, la Cámara de Representantes no pudo elegir sus autoridades luego de tres votaciones por desacuerdos dentro de la mayoría republicana, en un hecho inédito en los últimos 100 años.

El favorito republicano Kevin McCarthy necesitaba una mayoría simple de 218 votos para ser elegido como nuevo líder de la cámara baja y sucesor de la demócrata Nancy Pelosi, pero más de una decena de votos negativos de su propia bancada lo impidió en las tres rondas, al cabo de las cuales se resolvió levantar la sesión y continuarla mañana por la mañana.

McCarthy no logró convencer a una veintena de simpatizantes del expresidente Donald Trump detrás de su candidatura, que hasta hoy aparecía como segura, según la agencia de noticias AFP.

El presidente de la Cámara de Representantes, llamado también “speaker”, es el segundo en la línea de sucesión presidencial, después de la vicepresidenta Kamala Harris.

Con la simbólica asunción de los parlamentarios, Estados Unidos inició el camino hacia las elecciones presidenciales de 2024 y la última mitad del mandato del presidente demócrata Joe Biden, que conserva una ajustada mayoría en el Senado pero perdió el control de la Cámara de Representantes, también por escaso margen.

Fuente: Télam