La Justicia ordenó la detención de un hombre acusado de abuso sexual contra cinco menores de edad en un camping.

Los hechos habrían ocurrido en un complejo recreativo ubicado a unos 5 kilómetros de la localidad de Alem, a la vera de la ruta provincial 225. El sospechoso, de 35 años, sería un empleado de una cooperativa de la zona.

Una de las niñas, al regresar a su casa, le contó a su hermano que había sido manoseada. A su vez, él se lo reveló a su padre.

Paso siguiente, se hicieron consultas a otros progenitores para ver si sus hijos les habían contado algo parecido. Las preguntas puntuales dejaron en evidencia que habían sido varias las niñas que dijeron haber sufrido esas situaciones con el hombre, una persona que era vista como de “confianza” por madres y padres.

Una a una se sumaron las denuncias, ayer por la mañana en la comisaría, situación que fue comunicada a la autoridad judicial de turno, subrogada por el magistrado Horacio Eriberto Alarcón, quien ordenó a personal de la Unidad Regional VI la detención preventiva del sospechoso para evitar una eventual fuga.

El hombre fue ubicado y puesto a disposición del juez. El acusado negó los hechos y refirió lo acontecido como un “malentendido”.