El cuerpo fue hallado el 19 de diciembre en un baldío del barrio Mate Rojo, de Oberá.

La autopsia practicada al cadáver de Ramona Cardozo (61), confirmó que la jubilada sufrió una muerte violenta.

El juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, recepcionó el informe forense. La Justicia ratificó la hipótesis de homicidio que se planteó desde un primer momento a raíz de las circunstancias del hecho y la forma en que fue encontrado el cuerpo, el pasado 19 de diciembre en un terreno baldío del barrio Mate Rojo, de Oberá, sobre ruta nacional 14.

Los forenses tomaron muestras biológicas para determinar si la víctima fue abusada sexualmente, lo que no fue posible confirmar o descartar en el examen físico debido al avanzado estado de descomposición en que se hallaba el cadáver.

Desde un primer momento cobró fuerza la hipótesis del abuso sexual, ya que el cuerpo de la jubilada fue hallado sin ropas.

Cardozo fue vista por última vez el viernes 16 de diciembre y sus restos fueron hallados tres días después.

Las principales sospechas apuntan a Matías A. (19) y Damián F. (23), quienes al momento del hecho se hallaban en situación de calle.

La Policía dio con los principales sospechosos a partir del testimonio de una mujer que declaró que el viernes compartió una ronda de tragos con la víctima y los citados en el mismo lugar del crimen. Dicha testigo sería la madre de uno de los dos principales sospechosos.