Se trata de Tatiana Caro, que presenció la agresión en la puerta del boliche Le Brique y contó, en el cuarto día de juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa, que escuchó a uno de los acusados soltar esa frase.

Tatiana Caro, una de las testigos que declaró durante el cuarto día del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, contó que escuchó cuando uno de los rugbiers acusados del asesinato disparó: “quédate tranquilo que me lo voy a llevar como trofeo” en referencia al joven. Fue en medio del ataque donde ella vio que le “pegaban patadas en la cabeza”.

La frase se la atribuye a uno de los Pertossi, aunque no aclaró si se trata de Ciro, Lucas o Luciano y sucedió mientras golpeaban a Fernando. Muy conmovida por lo vivido, Tatiana dijo que Báez Sosa estaba “parado” cuando lo atacaron, y que “le pegaron de atrás”.

“Había chicos que decían, lo mataron, lo mataron” y que Fernando “tenía toda la cara golpeada”, rememoró la joven.

La testigo dijo que hoy en día cuando pasa por Le Brique y en el aniversario, deja una flor.

NA