El hecho se registró anoche alrededor de las 20 en una vivienda de barrio El Progreso. Hilda Mabel C., de 35 años, relató a los policías que ella se encontraba junto a sus hijos de 2 y 8 años respectivamente, en su domicilio cuando llegó su concubino Yonatan V., de 25 años y comenzó a patear los muebles y a insultarla.

Pero en un momento determinado, el descontrolado hombre sacó una botella de vidrio y empezó a rociar con combustible a su familia con el salvaje fin de prenderla fuego.

La desconsolada pero heroica madre logró escapar con sus hijos y llamó a la policía, la que actuó de inmediato logrando evitar una fatalidad. El hombre fue trasladado a la comisaría de San Ignacio quedando a disposición de la Justicia.