La Policía informó este miércoles que murió el joven que fue baleado en la localidad correntina de Esquina.

Se trata de Joaquín Alberto Pérez (22), quien fue encontrado alrededor de las 22 del lunes en un pasillo por calle Mancini al 1500 entre calle Ricardi y Berón de Astrada de dicha localidad.

Tras recibir el ataque, el sujeto había sido trasladado en estado grave al Hospital Escuela de la ciudad de Corrientes, donde finalmente falleció.

Si bien las circunstancias y cómo ocurrieron los hechos que desencadenaron el intento de homicidio aún son confusos, el titular de la Unidad Fiscal en turno, Juan Domingo Ramírez, dispuso la detención de un hombre y también de una joven mujer apodada “Yuca” que sería la pareja del fallecido.

La Justicia busca determinar la responsabilidad de cada uno de ellos, si es que guardan relación con el hecho.

Fuentes de la causa informaron que la noche del lunes, recibieron una llamada anónima al 101 donde se informó de la presencia de una persona herida y en consecuencia la comitiva policial de la Comisaría Primera se trasladó a la zona pero no divisó nada.

Fue entonces que un vecino, Daniel Alberto Espíndola, guió a los efectivos hasta el lugar, indicando un pasillo que conecta con su vivienda.

Efectivamente, encontraron a un joven con vida, tirado en el suelo con lesiones en el rostro. Al momento carecía de identificación, pero ratos más tarde su hermana reveló su identidad.

Entretanto se llevó a cabo un trabajo pericial en el escenario donde apareció el cuerpo, y, en consecuencia, el fiscal ordenó la detención de Espíndola, a quien le practicaron una prueba de desmotest en ambas manos. Según precisaron resultó infructuosa la búsqueda del arma con la cual se habría efectuado el mortal disparo.

El Litoral