Por meses, el miedo a que el Zika pudiera ser transmitido por vías sexuales empezó a crecer. Hasta ahora, sólo se pensaba que podía contagiarse sólo entre hombres o que los varones podrían transmitírselo a las mujeres. “Este acontecimiento representa la primera ocurrencia documentada de transmisión sexual del Zika de mujer a hombre”, explicaba un informe presentado el viernes por el CDC, un organismo federal del gobierno de Estados Unidos, y por el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York, donde se dio este caso.

La evidencia de una transmisión hasta el momento inédita es el último inesperado giro de un brote que volvió a sorprender a los expertos. Además, llevó a los gobiernos a rediseñar las metodologías de prevención, ya que el grupo de contagio es todavía más amplio.

Varios de los entretejidos y funcionamientos de este virus aún son un misterio y el desafío de detección presenta obstáculos. El 80% de los infectados no muestran ningún síntoma y, en los casos de aquellos que sí lo hacen, los efectos suelen ser leves y todavía no existe ningún tratamiento.

El mayor riesgo del virus amenaza a las mujeres embarazadas, ya que ataca las células nerviosas de los fetos y puede conducir a un defecto de nacimiento llamado microcefalia, por la cual los bebés nacen con cabezas más pequeñas de lo normal y daños cerebrales. También puede causar problemas de desarrollo luego del nacimiento, según explicaron los expertos.

El virus del Zika es principalmente transmitido por el mosquito de la fiebre amarilla, el Aedes aegypti, que se desarrolla en climas cálidos y tropicales. Hasta el momento, once países documentaron casos de transmisión sexual de hombre a mujer. De entre las 1130 personas que fueron diagnosticadas con Zika en Estados Unidos (en su superficie continental) -que incluyen a 320 mujeres embarazadas-, el CDC aseguró que 15 de esos casos fueron contagiados por vía sexual.

Como consecuencia y reflejo de la urgencia de la situación, autoridades de la Casa Blanca se unieron a líderes del Congreso y autoridades de la salud pública para denunciar la falta de financiamiento por parte de legisladores. “Cuanto más aprendemos del Zika, más preocupados estamos”, aseguró en una reciente conferencia de prensa el doctor Thomas R. Frieden, director del CDC.

Por lo menos siete niños nacieron con defectos de nacimiento y ya hubo cinco pérdidas de embarazo relacionadas con el virus en los Estados Unidos. El costo estimado en ese país para el cuidado de por vida de cada niño que nace con microcefalia o daños cerebrales es de USD 10 millones. “Cada caso es una tragedia”, dijo Frieden. “Se trata de niños que nunca van a poder caminar o vivir de manera independiente”.

Nueva York fue la primera ciudad en la que un hombre fue contagiado por una mujer. Ese ejemplo consternó a las autoridades, ya que hay muchos potenciales contagiados fuera del registro e innumerable cantidad de posibles nuevas cadenas de transmisión.

En el informe, investigadores explicaron que un hombre de más de 20 años y que no había viajado fuera de Estados Unidos durante el año anterior a su enfermedad, contrajo el virus luego de tan sólo un encuentro sexual, sin preservativo, con una mujer que había regresado recientemente de un país afectado por la epidemia.

La doctora Mary T. Bassett explicó a The New York Times que había varios factores en ese caso que podrían haber aumentado el riesgo de infección: el sexo sin protección, el hombre no estaba circuncidado, la mujer se encontraba en las primeras etapas de la enfermedad y además transitaba por el comienzo de su ciclo menstrual.

Siete días luego del encuentro, el hombre comenzó a tener fiebre, desarrolló un sarpullido en la piel, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. El informe explicaba que el individuo no había tenido ningún otro encuentro sexual con otra pareja ni había sido picado por un mosquito dentro de la semana anterior al contagio. La mujer, que también tuvo síntomas de la enfermedad, había estado en uno de los 50 países afectados por el Zika, aunque no se especificaba en cuál.

Todavía no es claro si el virus fue transmitido a través de fluidos vaginales o de los propios de la menstruación. Ya se sabe que, por ejemplo, el semen es transmisor de Zika y que puede ser contagioso durante varios meses. La recomendación oficial es que los hombres que hayan estado expuestos al virus opten entre dos alternativas: abstención por un tiempo o utilizar preservativo por un período de seis meses.

También se advirtió que las mujeres embarazadas -o aquellas en la búsqueda de una concepción- no deberán practicar sexo sin protección con hombres que hayan estado en zonas afectadas por el Zika.

Otro caso que dejó a todos boquiabiertos
Un paciente anciano en Utah que falleció luego de contraer Zika durante un viaje al exterior de Estados Unidos puede haberle transmitido el virus a un miembro de la familia, según informó The Washington Post. La persona contagiada no estuvo en ningún lugar afectado por el Zika y no fue picado por el mosquito, lo que implicaría una posible nueva ruta de transmisión.

Las autoridades aseguraron que se encuentran investigando cómo este individuo fue afectado por el virus. Una posibilidad es el contacto cercano entre el paciente en estado crítico y la persona contagiada, quien estuvo a cargo de su cuidado. También están en proceso de captura de los mosquitos de sus hogares para analizarlos y descubrir si son transmisores de Zika.

“Este caso es inusual. El individuo no posee ninguno de los factores de riesgo hasta ahora relacionados con el Zika”, explicó durante una conferencia de prensa Gary Edwards, una de las autoridades del Departamento de Salud de Salt Lake County.

En el caso de que el nuevo paciente no haya contraído la enfermedad a través de la picadura de mosquito, este caso implica un giro inesperado y un cambio de paradigma significativo en cuanto a las prevenciones del público en general a la hora de protegerse de este virus.